Carmen Hernández, la alcaldesa ausente

Existe un “mosqueo” más que justificado por las continuas ausencias de la Alcaldesa de Telde, en temas de especial relevancia que atañen a la ciudad.La última y más sonada ha sido su ausencia tanto en la Romeria- Ofrenda, como en la Misa del Día del Pino, donde tampoco estuvo. Ninguna explicación de esta llamativa ausencia, máxime cuando acaba de incorporarse de las vacaciones estivales.

La alcaldesa en vez de representar a los teldenses, (que son quienes le pagan), prefiriere desaparecer y mandar a la primera teniente alcalde, lo que es una falta total de respeto hacia los vecinos de Telde que es a quienes representa”.

Este es un hecho que se repite de forma constante, Hernández no acude tampoco a las procesiones de los barrios de Telde, solo lo hace a alguno y en contadas ocasiones.

Lamentablemente ante una Alcaldesa que ni está ni se la espera, está el papel de la oposición, triste y lamentable. Una oposición de plastilina que no solo ha permitido que Hernández gobierne tres años en minoría, sino que ni tan siquiera resuellan cuando la representación institucional de nuestra ciudad queda en entredicho en las fiestas del Pino.

2 comentarios sobre “Carmen Hernández, la alcaldesa ausente

  • el 10 septiembre, 2018 a las 11:24 am
    Permalink

    Buenos días:
    A medida que se acercan las elecciones ya se verá como empieza a asistir a todo lo que pueda y más.
    Un saludo

    Respuesta
  • el 10 septiembre, 2018 a las 5:46 pm
    Permalink

    Telde con el mandato de Carmen Hernandez va de mal en peor, las guarderías infantiles cerradas en cuestión de seguridad con cada vez menos policías, y los que hay más para multar que para poner orden, eso sí, cuando ven que va a haber problemas, y la cosa se va a complicar, pues no es de su competencia. Las calles de la mayoría de barrios están que dan penas, los parques infantiles ni te cuento, la ciudad sucia, zonas de parques que dan pena, sin mantenimiento. Basura y escombros por todos lados. Con una parte de la ciudadanía que va a lo suyo, ni respeta lo que es la convivencia, y con unos valores cívicos que para que, aparte de que saben que son insolventes y les da todo igual. Eso sí, ya me llegó el IBI, y por un piso normalito de 75 metros, 360 euros. Así que para recaudar si hay diligencia y eficacia.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *