Telde, una ciudad silenciada y aborregada

Que nuestro primer edil, Héctor Suárez, en poco más de un mes se haya subido el sueldo, contratado a su mujer y cogido vacaciones, todo de una tacada sin que se haya armado en Telde la de “Dios es Cristo”, da una idea del letargo en que vive sumida esta ciudad y todos sus políticos, entre ellos la oposición que ni está ni se la espera, salvo la honrosa excepción del PSOE, por voz de su concejal, Alejandro Ramos

Leer más