Dios los cría y el diablo los junta

En estos tristes y lamentables momentos que están ocurriendo en España, Zapatero como instigador de la Ley de la Memoria Histórica, una ley obtusa y abstrusa, la cual dada su constatada cobardía no llego a aplicar, busca por todos los medios que Pedro y Pablo la lleven adelante sin tener para nada en cuenta que la misma carece del sentido histórico más elemental, ya que la misma esta realizada solo desde el punto de vista de la izquierda radicalizada, que desde un principio tergiverso cuanto de verdad ocurrió en aquellos aciagos años.

Cualquier Ley que se precie, como fedataria de cuantos hechos han ocurridos en un determinado país, tiene que ser real a la hora de contar los acontecimientos a relatar, sin excluir por conveniencia del sistema, lo que a ellos no le interesa que el pueblo conozca, como ocurre en nuestra España, donde socialistas, podemistas, republicanos, anti sistemas, no están por la labor de que la historia sea contada como ocurrió. Llaman al general Francisco Franco, asesino y otras linduras mal sonantes y osadas, a sabiendas de que otros sujetos adorados y estimados por esta patulea de ignaros, tratan de ocultar los crímenes cometidos por Santiago Carrillo, comisario político que obedecía solo las ordenes directas del dictador y criminal de Josep Stalin, como se vera el mayor criminal y torturador de la historia, el ejecutor de estos todos crímenes, torturas y asesinatos fue Laurentí Beria, Comisario del pueblo para Asuntos Internos (NKVD), que durante de más de 15 años fue el verdugo de tan execrables crímenes.

Este patético personaje, cuando el Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Molotov, le preguntaba ¿quién asesino al almirante tal o al general cual?, el replicaba muy ufano –yo fui quien los mando a matar por orden del todopoderoso Stalín-. Cuando Malenkov se convirtió en el líder del Politburo, ordenó detenerlo desterrándolo a las frías tierras de Siberia, acusado de criminal de lesa humanidad, siendo ejecutado.

La mayor parte de los rotativos mundiales, siempre han comentado, que el comunismo ha asesinado a mas de 100millones de ciudadanos en el mundo. Solamente en España el citado Carrillo asesinó a mas 35mil en la periferia de Madrid especialmente. Recibido como un héroe cuando regresó del exilio, nombrado doctor honoris causa, por diferentes Universidades españolas, tratado como todo un intelectual, diputado, presidente del PCE, conferenciante.

Tenía tanto poder como Comisario a las ordenes directas de Stalín, que solo al ser citado por su nombre causaba verdadero pavor. El general Miaja Jefe Supremo del Ejercito, un militar excepcional africanista, que tuvo la desgracia de estar en el sitio inadecuado cuando se inició la Guerra Civil, llamo al orden a Carrillo por los crímenes que estaba llevando a cabo, el sujeto de marras ni se inmuto, el citado general sabedor de su poder que emanaba directamente de Moscu, y la facilidad en el manejo de la pistolas, jamás volvió a llamarle al orden.

El asesinato de León Trosky, (Primer Presidente del Soviet Revolucionario, compañero de Lenin y del propio Stalín), en Coyoacán, ciudad Mejico, donde actuó como ejecutor un comunista y ácrata asturiano conocido como Ramón Mercader, cumpliendo una vez más la ordenes de Stalín, el crimen se cometió, el 21 de agosto de 1940, y el arma utilizada un piolet de escalador.

La masacre de Katyn, donde fueron vilmente asesinados más 22mil polacos, de cuya desaparición una vez más se encargo Bería, cumpliendo la ordenes del dictador.
En el bosque de Katyn (Polonia), fueron fusilados y enterrados en una fosa común, militares de alta graduación, policías, intelectuales y ciudadanos de diferentes estratos sociales. Recuerdo que siendo muy joven leí el libro titulado, Las fosas de Katyn, donde se relataba la verdadera historia de estos crímenes de lesa humanidad.

En la versión oficial de estos asesinatos, se comento que un pastor polaco que estaba apacentando a sus ovejas en el bosque citado, observó como desde la tierra brotaban unos hilos muy finos de humus, y asustado aviso a la policía, esta se encargo de la investigación a realizar en tan grande extensión de terreno, utilizando maquinaria pesada, el resultado fue la aparición de miles de cadáveres de los represaliados por Stalín, que al descomponerse generaban ese tipo de humus citado.

Felipe González, fue un buen presidente y un eximio estadista, era conocedor de todo cuanto había ocurrido, sin embargo dada su excelente capacidad intelectual, jamás se le ocurrió crear este tipo de Ley rupturista, llevada a cabo unos años después por un personaje inadecuado, oscuro y carente de la brillantez exigida para ser presidente de España, con el único fin de ser citado en la Historia, algo que le estaba negado dado su incapacidad como buen gobernante, me refiero como es lógico a, José Luis Rodríguez Zapatero, que junto al –bobalicón de- Miguel Ángel Moratinos, se convirtieron en el hazmerreir de todas las cancillerías donde concurrían.

Esta es la historia a groso modo de los personajes que quieren imitar, este trio de ases –sin ser verdaderos ases-, como son, José Luis, Pedro y Pablo, tres mal llamados políticos, dado su desconocimiento de esta ciencia y arte que como dijo el ex ministro del gobierno de González, José Luis Corcuera, no se estudia en la Universidad.

En más de una ocasión, el ministro de Ilustración Publica y Propaganda, del gobierno nazi de Hitler, Paul Joseph Goebels, comentó: “-Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una realidad-“.

Esta mentira repetida muchas veces por estos personajes carecientes de la dignidad más elemental, han soliviantado al pueblo lo que esta generando “-enfrentamientos-“ de momento incruentos, pero que pueden “-mutar-“, convirtiéndose en verdaderas “-batallas campales-“, donde el uso nuevamente de las armas, podrían llenar las calles de muertos y heridos como ya ocurrió. Es lamentable que la ignorancia supina de unos políticos, este dando lugar a algo tan “-abominable-“, como es una vez más la existencia de dos Españas donde el antagonismo y el recelo vuelve a imperar, aún con más virulencia que en fechas pretéritas.

Donde una demagogo de tres al cuarto, y un amamantado en el bolivarianismo chavista más execrable, quieran imponerse a la razón lógica de cuantos habitamos en España.

¡Para mejor definirlos diríamos, Dios los cría y el diablo los junta!, una premisa que identifica a estos sujetos cuya ruindad alcanza unas cotas máximas, dentro de la política que actualmente se práctica en España, y donde su mayor “-pecado-“, que les puede “-volver en contra-“, es exhumar el cadáver de Franco y sacarlo del Valle de los Caídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *