El centro de Telde, sumido en el abandono

No levanta cabeza Telde, y por tanto, tampoco lo hace su zona comercial más señera, la ubicada en el barrio de San Gregorio. Mucho dinero se ha invertido, muchas iniciativas se llevan a cabo para relanzar la Zona Comercial Abierta, y sin embargo se desatiende lo más elemental.

Y ya no es sólo el comercio. Son los vecinos quienes sufren más directa y cotidianamente esta dejación, este abandono y este pasotismo absoluto en el que parece sumido el municipio de Telde y sus más representativas zonas.

En pleno centro del centro, o sea, en el centro de San Gregorio, bajo la amenazante y ruinosa sombra del faraónico Palacio de la Cultura y de las Artes (“lo queremos intacto”, que esa es otra), yace un coche abandonado, al que ya debieron sacarle todo lo que de algún valor pudiera tener. Debajo y alrededor, líquidos contaminantes derramados en este improvisado desguace al aire libre. La estampa es casi dantesca, máxime si tenemos en cuenta dónde está, insistimos, en pleno centro de una zona comercial y un barrio residencial con más de 30.000 habitantes.

El utilitario abandonado no está solo en esta alegoría de la incapacidad y la incopetencia municipales. Le acompañan, y ya son veteranos en la zona, un nutrido conjunto de contenedores apestosos. Sí apestosos, no cabe otro término. Además de los residuos derramados por el suelo, probablemente por ciudadanos poco respetuosos con los demás, “disfrutamos” de un nauseabundo pestazo cada vez que transitamos por la zona, por más que quiera uno andar lo más alejado posible. Los propios contenedores y el espacio que los rodea apesta a demonios y luce sucio, grasiento, bien falto de una limpieza en toda regla, con aguita y jabón vamos.

Las fotos que acompañan esta información nos la ha enviado un residente de un edificio muy cercano, que se pregunta si alguien, en el Ayuntamiento de Telde, tiene la responsabilidad de velar por el cumplimiento de las obligaciones en materia de limpieza viaria. Pide nuestro lector que por favor, se pase alguien ya por la zona, asome la nariz (literalmente), y envíe cuanto antes una cuadrilla pero no a “frangollar” (sic), sino a meter agua, lejía y zotal en abundancia. Dice el buen hombre que la situación así lo requiere. Y ya puestos, que una grúa se lleve el utilitario, o lo que queda de él, y se le cargue la factura a su incívico propietario.

La esperanza es lo último que se pierde, añadimos nosotros.

 

Comparte este artículo....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Un comentario sobre “El centro de Telde, sumido en el abandono

  • el 28 julio, 2017 a las 2:22 pm
    Permalink

    En el parabrisas se aprecian restos de la pegatina o adhesivo que suele colocar uno de los polis en los vehículos con sintomas de abandono, y éste coche o lo que queda lleva varios meses en el lugar justo detrás del mamotreto o exposición del bloque como se prefiera llamar. Es al Ayuntamiento a quien compete por el tiempo transcurrido, el retirar dicho vehículo y pasar costas a su titular. En Avda. Alejandro Castro, en el parking detrás de la parada de bus frente al puente de San José, hay otro de color gris y en las mismas circunstancias, desguazado. Y mutis por el mejor Ayuntamiento de Telde.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *