El concejal de Cultura Juan Martel desmantela poco a poco la Escuela Municipal de Folclore

En los últimos años si algo ha caracterizado a Telde, son los follones, la controversia y la intranquilidad. Y es que el Ayuntamiento de Telde no deja de impresionarnos constantemente. Cuando parece que no te puedes sorprender más, aparece algo que te impacta de nuevo.

La penúltima tiene que ver con el eterno concejal Juan Martel, un auténtico político “corcho” que ha sobrevivido a todas las contiendas municipales y ha estado en todos los gobiernos que se han formado, ya fueran de derechas o de izquierdas. Muchos tratan de aprender de él, de esa habilidad que tiene para mantenerse tanto tiempo viviendo de las arcas municipales.

En la actualidad el “flamante” concejal de Cultura, tiene a cinco personas que cobran una nómina del Ayuntamiento, a su disposición. Por una parte están los dos asesores que le pertenecen a Juntos X Telde: el abogado Carlos La Chica y el director de los Sarymánchez, Rubén Pitu. Hasta aquí nada que objetar, donde está lo que juzgamos un escándalo es que el señor Martell, ha sacado a tres monitores de la Escuela Municipal de Folclore, para ponerlos a su disposición.

Josito Suárez, Gustavo Hernández y Antonio Suárez, todos monitores de la Escuela Municipal de Folclore, han sido relevado de las tareas para las que fueron contratados, que no es otra que la enseñanza del la música popular, para realizar tareas de auxiliares administrativos, a las órdenes de Juan Martel.

El concejal de Cultura ha ido poco a poco desmantelando la Escuela Municipal de Folclore que fue durante mucho tiempo orgullo de la ciudad de Telde, poniendo en valor la enseñanza de la música y los bailes tradicionales, apartando a sus monitores para tenerlos muchas veces sentados en oficinas como meros administrativos sin competencias asignadas.

Han sido muchos los colectivos vecinales que han mostrado su malestar a Juan Martel, en relación a la no continuidad de los monitor de Folclore en los mismos, lo que tiene fácil, explicación si es el mismo quien les aparta de las tareas para las que se les contrató.

No deja de sorprender el silencio cómplice del Alcalde de Telde, de la concejala de Recursos Humanos y de su flamante director general que cobra 6.000€ al mes y ni está ni se le espera, porque ellos deben saber de estos tejemanejes en la concejalía de Cultura y no ponen remedio a tanto desmán.

No nos olvidamos del “lince” el fotógrafo que tiene trabajando para la concejalía de Cultura, sin estar dado de alta como trabajador… Un compadreo completo.

Un comentario sobre “El concejal de Cultura Juan Martel desmantela poco a poco la Escuela Municipal de Folclore

  • el 12 marzo, 2020 a las 11:56 am
    Permalink

    Pero que se puede esperar de un peón del cabildo ya muchos ciudadanos sabemos que es chaquetero falso y mentiroso y para colmo nos cuestas al pueblo de Telde 52.259,20 euros cada año es lamentable que muchos ciudadanos voten a este «EJEMPLAR»

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *