El corto reinado de María de las Mercedes de Orleáns y Borbón, en la Casa Museo León y Castillo

El historiador y cronista de Telde, Antonio González Padrón, retoma las charlas sobre las Reinas de España en la Casa-Museo León y en esta ocasión hablará del breve reinado de María de las Mercedes de Orleáns y Borbón, primera esposa de Alfonso XII, el día 1 de septiembre, a las 19:00 horas. Bajo el título ‘El mito de la leyenda necesaria’, el conferenciante hará un repaso de la vida de esta joven que solo estuvo unos meses en el trono debido a su prematura muerte, con solo 18 años, y que despertó la admiración del pueblo español por su historia de amor juvenil.

Esta charla es la cuarta conferencia del ciclo ‘Mujeres que hicieron historia. Reinas de España’, en el que González Padrón hace un repaso de la vida de seis monarcas, desde María Cristina de Borbón y Dos Sicilias hasta Victoria Eugenia de Battemberg. Se trata de una actividad gratuita, con aforo limitado, previa inscripción a través del correo electrónico leonycastillo@grancanaria.com o llamando al teléfono 928 691 377.

María de las Mercedes de Orleáns y Borbón (1860-1878) fue sobrina de la Reina Isabel II y se convirtió en su nuera tras la restaurada monarquía en España en la figura de Alfonso XII, que llegó al trono en 1874. “España entra en un periodo constitucional de cierta estabilidad gracias a la pactada alternancia en el poder de conservadores y liberales, pero aún hay que darle el jaque mate a los levantamientos carlistas del País Vasco y Navarra”, explica González Padrón.

“El joven Rey necesita prontamente consolidar la monarquía a través de un rápido matrimonio. Cánovas del Castillo y Maura coinciden en que nada de buscar candidatas en el extranjero, que lo deseable sería una princesa española. Y ponen los ojos en una de las hijas de Antonio de Orléans, casado con la infanta Luisa Fernanda, hermana de Isabel II”, detalla el cronista.

Por ese motivo, “en una visita programada para el Rey a Sevilla se facilitan los numerosos encuentros entre Don Alfonso y su joven prima hermana María de las Mercedes. Y ahí nace la leyenda, vendida como una historia de amor juvenil que desembocará en boda real”, agrega. Se casaron en 1878.

“La Reina fue calificada de cándida y sencilla, y su educación no distaba mucho de la que recibía por entonces cualquier joven de la aristocracia. Sus biógrafos nos reseñan que hablaba con fluidez y sin acento el francés, no es de extrañar ya que era hija de padre de esa nacionalidad, mientras que el inglés lo balbuceaba, entendiéndolo más que hablándolo. El español lo hablaba con acento andaluz lo que le daba cierta gracia al hablar”, explica. Además, era una experta conocedora de piano y poseía una bellísima voz que ejercitaba cantando óperas y zarzuelas, añade González Padrón.

Su vida junto a Alfonso XII no estuvo exenta de numerosas infidelidades por parte del Rey, detalla el conferenciante. La joven Reina muere sin darle descendencia y al poco tiempo de la boda real, menos de seis meses después. Un tifus se la llevó a la tumba en medio del llanto generalizado del pueblo español, explica. Sobre ella se hicieron varias canciones, entre ellas la famosa, ‘¿Dónde vas, Alfonso XII?, ¿Dónde vas, triste de ti?’. Además, en la época franquista su figura fue llevada al cine y fue uno de los filmes más vistos en esa época, con Paquita Rico y Vicente Parra como protagonistas, añade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *