El Fotosub Costa de Telde, cerró su quinta edición con la entrega de premios

El Fotosub Costa de Telde, cerró su quinta edición, con un álbum de fotografías preciosas de las profundidades del Atlántico. Los riscos de sus orillas, las mantarayas que atraviesan sus corrientes y las babosas pegadas a sus rocas son sólo algunos de los elementos que se encuentran la costa teldense.

Cristina Camacho, junto a su modelo Jimena Martínez, se alzó con el primero premio en la categoría de cámara réflex. Su imagen retrató los dos mundos, conformados por agua y tierra. Para ello necesitó simplemente localizarse en un risco y colocar la cámara entre el agua y las rocas. La foto emocionó al jurado por la calidad de su técnica, su encuadre y sus colores.

Las ganadoras participaron en el certamen en apnea, lo que significa que no utilizaron bombonas de oxígeno para sumergirse en el agua. Camacho está embarazada, pero se mantuvo en perfecto estado para realizar la prueba durante los dos días de competición. Martínez tiene apenas 13 años, pero sus capacidades en el arte del buceo deja que envidiar a muchos adultos.

En el segundo puesto se coronó Arturo Telle, que fotografió a Davinia Hernández junto a una enorme mantaraya que casi poseía la misma medida que la modelo. Telle fue ganador tres veces consecutivas en ediciones pasadas de este certamen. Asimismo, la tercera pareja ganadora estuvo compuesta por David Fernández y Naira Hernández, que actuó de modelo.

Por otro lado, la categoría de cámara compacta estuvo muy reñida, pero finalmente el jurado se decantó por coronar a Elsa Torre y Mónica Machado, que realizaron una fotografía muy artística también localizadas en los riscos de la costa Teldense. Machado se preparó para la foto y se vistió con una blusa blanca y una corona de flores, para sintetizar con la naturaleza acuática de su alrededor.

Por otro lado, Ernesto Collado y José Mangué se alzaron con el segundo premio al retratar una babosa marina de un color fucsia intenso, que reflejaba la belleza del mar a través de sus criaturas marinas. En cambio, Bruno Hernández y Francisco Espino optaron por fotografiar la flora marina y consiguieron ganar el tercer premio.

La entrega de premios se llevó a cabo en las dependencias del club de buceo, situadas en el edificio de la Gerencia de Jinámar. Tras el acto, Henríquez promulgó unas palabras y agradeció la participación de las ocho parejas de esta edición.

Los participantes tuvieron derecho a realizar un máximo de 150 fotografías, de las que el jurado escogió solo seis para proceder a la deliberación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *