El Gobierno de Telde presenta la nueva fase del ARRU de Jinámar

La alcaldesa, Carmen Hernández, que tiene asumidas las competencias en materia de Vivienda, se reunió con los representantes vecinales para dar a conocer los plazos previstos y las principales líneas contempladas en el proyecto inicial. A este encuentro asistieron también el concejal del distrito de Jinámar, Abraham Santana, la concejala de Participación Ciudadana, Saro Sosa, y técnicos de la empresa pública Fomentas.

La regidora municipal recordó que el ARRU está cofinanciado por el Ayuntamiento de Telde, el Cabildo de Gran Canaria, el Gobierno canario y el Estado, además de los propios vecinos y vecinas, que aportan el 2% del total de la inversión en 9 plazos bimensuales junto a la factura del agua. Este plan, añadió, engloba una actuación integral que incide tanto en la edificación y urbanización como en el trabajo social comunitario para propiciar el bienestar en relación a la convivencia y el entorno.

Carmen Hernández avanzó la previsión del Gobierno de Telde de comenzar los trabajos de esta nueva fase en 2018, en la que se actuará en 392 viviendas. El convenio entre todas las administraciones implicadas, aseveró, se firmará en octubre y a partir de ese momento se iniciarán los trámites administrativos pertinentes para licitar las obras.

En ese sentido, la alcaldesa explicó que el proyecto está ultimado para no dilatar los plazos, aunque sigue siendo un documento abierto a las aportaciones de los vecinos y vecinas. Por ello, los técnicos de Fomentas están visitando estos días cada uno de los bloques en compañía de los presidentes de las comunidades para analizar la situación de cada uno de ellos y garantizar que todas las necesidades están incluidas en la planificación.

Esta nueva fase del ARRU incluye trabajos en tanto en las fachadas -para arreglar elementos estructurales, juntas de dilatación, celosías metálicas, barandillas y otros elementos- como en el interior de los edificios -instalaciones eléctricas, ascensores…) y las azoteas. Además, se mejorarán los espacios comunes eliminando las barreras arquitectónicas y creando espacios para la convivencia.

En cuanto al trabajo social comunitario, tal como se ha hecho en la fase previa, se pondrán en marcha iniciativas dirigidas a generar responsabilidad ante el cuidado y mantenimiento del entorno, mejorar las redes sociales y dar a conocer los recursos sociales existentes.

Cabe destacar que el ARRU de Jinámar es el mayor de Canarias y uno de los más ambiciosos del Estado, ya que en su totalidad afectará a 4.709 viviendas. La alcaldesa de Telde recuerda que este tipo de acciones no solo incide en la mejora de la calidad de vida de los vecinos, sino que constituye una importante apuesta por la inversión pública y, por tanto, por la generación de economía y empleo en uno de los sectores más afectados por la crisis, como es el de la construcción. Por tanto, concluye Carmen Hernández, este proyecto no solo beneficia a la población residente en Jinámar sino a todo el municipio de Telde y a la Isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *