El “intocable” Pedro Sánchez

La prensa española e incluso algunos rotativos, franceses, italianos, alemanes e ingleses, se hacen eco de la soberbia y prepotencia que acredita a este ciudadano, que por mor del “destino” y posiblemente recurriendo a más de una ilegalidad, ha sido reelegido presidente del Gobierno Español, lo que le convierte en el sujeto, que a modo y manera del –Elliot Ness y los intocables-, se ha convertido, digo bien, en un ser tan “sublime”, así se lo cree él y los adulones que le rodean, en todo un personaje “blindado”, donde ni las leyes le afectan dado ese “morbo servil”, y la autocomplacencia de la que se ha revestido, que ni las “divinidades” de la antigüedad parecen hacerle sombra.

Primero fue el “plagiazo” de su tesis doctoral, y consecuentemente, su -suplantación de personalidad-, al ejercer un doctorado que no tenía, sin embargo la investigación que se inicio al respecto que tanto prometía, actualmente parece ser que ha perdido la importancia que en un principio se le dio, posiblemente las “meigas y los trasmós”, y las que no son tantas meigas y tan brujos, le estén echando una mano poco menos que para glorificarlo, entonteciéndolo aún mas.

Hace unos visité el Corte Ingles en Las Palmas, tuve en mis manos ese “libelo” digno de su autor, no con la intención de comprarlo ni muchos menos, y ojeándolo comprobé que su argumento era totalmente inconsecuente, y enseguida lo califique como una obra “impersonal” propia de un personaje, carente -como he dicho en muchas ocasiones de la capacidad intelectual necesaria para realizar algo tan “enjundioso”-, como es escribir un libro aunque se trate de una simple autobiografía.
Desde muy joven he sido aficionado a la lectura y al estudio, e incluso he escrito muchas cosas que podrían ser interesantes, pero no he tenido la suerte de algunos que han publicado verdaderos “bodrios”, como este del que estamos hablando, donde se da con bastante frecuencia las “redundancias”, lo que acredita que su forma de redactar no es la más indicada para inmiscuirse en esta clase de “aventuras”.

En el Senado o Cámara Alta donde radica el Poder Legislativo, existen muchas comisiones de estudio, entre estas figura la de las Incompatibilidades u Oficina de Conflictos de Intereses. Día 12 de Mayo de 2004 VIII Legislatura, Comisiones número 2, Cortes Generales, Diario de Sesiones del Senado, siendo Presidente del mismo el Excmo. Sr. Don Francisco Javier Rojo García, Comisión de Incompatibilidades, en el orden del día solo se citaba, la Constitución y Creación de la Mesa, (Expedientes 540/000001 y 541/000001, con arreglo al Artículo 15.3 del Reglamento, en relación con los artículos, 7, 8, 9 y 10), quedando la misma formada: Presidente Don Rodolfo Aínsa Escartín, Vice-presidente, Don Antonio Collado García y Secretario Don Antonio Canedo Aller.

“Sánchez no pasó el control de la Comisión de Incompatibilidades con su libro “Manual de Resistencia”. Lo que ha producido que la prensa ya citada al principio argumentara, cada uno con su propio estilo y con arreglo a las informaciones recabadas”.

Yo ante la información que poseo, me he limitado a manifestar, que a Pedro Sánchez se le acumulan las “irregularidades y las ilegalidades”, en la elaboración de su libro, Manual de Resistencias. Ni ha presentado el contrato firmado con la editorial, ni tan siquiera ha entregado documento alguno, donde coste el dinero que percibe por la venta del libro “supuestamente”, ya que no se trata de un “Best Seller” ni nada parecido, ni ha respetado las incompatibilidades propias de su cargo, -ni ha pasado el control de la Oficina de Conflictos de Intereses, conocida también como la Comisión de Incompatibilidades-, (ya citado).

En fin que no ha cumplido ni una sola de las exigencias de “transparencia” propia de cualquier alto cargo de la Administración.

Su comportamiento hasta cierto punto “chulesco”, lo degradan ante la ciudadanía española, y posiblemente en todas las “cancillerías del mundo”, especialmente con las que comparten su pertenencia en la Unión Europea.

Mi pregunta es: ¿el Senado no va a tomar cartas en el asunto y le va a exigir a Sánchez que a la mayor brevedad posible entregue en esa Cámara cuanto le vienen solicitando, o en caso contrario lo van a sancionar con arreglo a lo que dice el Reglamento de la misma al respecto?.

Desde mi punto de vista y de el de muchos españoles, creemos que el presidente ha podido cometer un delito de desobediencia o desacato, ya que como es lógico es el primer español por el rango que tiene, que le debe obediencia al Poder Legislativo.

Estamos comprobando que en esta España, todo vale, un presidente que no cumple con su deber de “obediencia” a una instancia a la que le debe respeto, siempre ha sido así, donde la transparencia de muchos de sus ministros brilla por su ausencia, donde como dice el veterano socialista ex vicepresidente del Gobierno, Don Alfonso Guerra, -España cada día se parece más al Yemen o a Burkisa Faso-, dos de los países más atrasados del mundo.

Pienso que si miramos nuestra Historia el comportamiento de este “sujeto” no ha tenido parangón en la misma. La política destructiva de Pedro Sánchez, acabara por hundir en la miseria más irracional a España, algo que parece ser no le preocupa en absoluto ni a él ni a sus ministros involucrados en otros menesteres como podría ser la “mamandurria”, que es el objeto que persiguen la mayoría de los que se prestan a realizar este juego tan “sucio”.

Muchos españoles serán los responsables de esta “debacle” que no espera, ya que no supieron o no quisieron calibrar el peligro de tener un presidente de esta “calaña”. El sistema esta roto, y esta “rotura” va a perjudicar a los más pobres, a los que no llegan a los “mil euros“ mensuales, aumentaran los deshaucios, la justicia cada día será más servil y menos efectiva, en fin que nos espera, hambre, ya que este que se “autodenomina” demócrata y progresista, carece de ambos sentimientos, es un dictador en potencia tiempo al tiempo, y si escucha los cantos de sirena que le susurra al oído el “coletas”, el resurgimiento de una España nítida se me antoja totalmente improcedente, ya que el “chavista” tiene unas ideas preconcebidas, que son totalmente nefastas para nuestros intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *