España al desnudo, propiciado por el coronavirus

Hace algo tiempo que España ha dejado de funcionar como un país de primera línea, donde un gobierno –indolente, rupturistas formado por una caterva de personas de la peor calidad social, intelectual y humana que pueda existir-, esta propiciando esta caída imparable, sin que seamos capaces de llegar a ver el –fondo- de ese abismo en el que estamos inmersos ya que su profundidad es –insodable-.

Como rubrica a tanta indecencia –el coronavirus- nos muestra la realidad de quienes son estos irresponsables, más preocupados por sus propios beneficios que por la “salud” de quienes habitamos en esta “España rota y moribunda, donde la Irene Montero infectada por esta pandemia se va a la concentración del domingo día ocho a celebrar el día internacional de la mujer, dedicándose a impartir besos y abrazos, -infectando posiblemente a más de uno, y como es ministra y compañera del –coletas- nadie le ha pedido la explicación pertinente por la irresponsabilidad en la que haya podido incurrir”.

“-En el año 1923, el rey Alfonso XIII, le pidió al General Miguel Primo de Rivera y Orbaneja, “que tomara cartas en el asunto”, con el objeto de sacar a España del marasmo en que se encontraba, -posiblemente bastante similar a lo que tenemos en la actualidad-, lo que lo llevó a tomar el mando, erigiéndose en Jefe del Gobierno y Jefe Supremo del Ejercito, lo que propició el Directorio Militar (1923-1925). Cuando las aguas volvieron a sus cauces se creó el Directorio Civil (1925-1930), volviendo a reinar en España la paz y la concordia, que se había perdido dado el comportamiento de una serie de partidos políticos imbuidos en unas peleas dialécticas que no servían para nada, y que estaban generando la ruptura y el separatismo más insolente-“.

¿Los españoles que siempre nos hemos acreditado como gente de bien, vamos a tener que estar soportando este –martirio-, donde un gobierno –inadecuado- y sin recursos políticos, donde la incapacidad de quienes lo forman es total, existiendo la posibilidad, de que SM Felipe VI encargue a los militares de alto rango y él como Jefe Supremo, opte por el bien de España, apelar a formar un directorio de las características citadas, acabando así con tanta infamia y deshonra?.
La mayoría de los españoles somos conscientes que quien ha sido el responsable de esta “hecatombe”…… que nos azota en forma de pandemia, por consiguiente los responsables por ocultar la germinación y aparición de este “Covid-19” son si lugar dudas nuestros incapacitados gobernantes, ya hay mucha gente que se manifiesta señalando con los –dedos- a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Irene Montero……, haciéndose la siguiente pregunta, estos sujetos citados pueden ser culpados de “negligencia con resultado de muerte por no informar adecuadamente a la población del –verdadero- peligro de esta gravísima patología”, siendo juzgados con arreglo a lo que dictamina el Código Penal al respecto, y ser sancionadas con la rigurosidad debida. Algunos juristas consultados entre los que se encuentran Magistrados que han ostentados altos cargos en el Tribunal Supremo, opinan que efectivamente –así debería ser-, ya que el delito “existe”.

El gobierno ha aprobado el “-Estado de Alarma-“, prescripto en el Articulo 116.2 de la vigente Constitución Española, que al respecto dice; El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinara el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.

De los tres estados, alarma, excepción y de sitio, el de alarma es el más benévolo. Se da la circunstancia que esta forma de obrar es patrimonio exclusivo del socialismo español, en el año 2010 siendo presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, otro político bastante –irresponsable- por su forma de actuar, declaró el estado de alarma cuando los controladores aéreos civiles se pusieron en huelga, teniendo que utilizar a los controladores del ejercito del aire para darle a este servicio una cierta capacidad de maniobra, no obstante cerró el espacio aéreo español, complicando la navegación aérea en Europa, ya que la salida de la mayoría de los vuelos del continente hacia el oeste hacía que nuestro espacio aéreo fuera vital al respecto.

Algunos periodistas españoles de renombre ya lo han dicho con meridiana claridad, -si esto que ha hecho el presidente Sánchez lo hubiese realizado en otro país, a estas horas se encontraría siendo juzgado por un tribunal –penal- acusado de delitos muy graves, como ha sido la de ocasionar más de una muerte, entre los días 4 y 8 de marzo al no haber informando como era su obligación sobre la pandemia del coronavirus, y prohibiendo las más de sesenta manifestaciones habidas en la comunidad de Madrid el domingo día ocho fiesta internacional de la mujer-, donde los contagios sobrepasaron el 43% de los asistentes a estas manifestaciones con especial incidencia.

Ya en China se la llegado al pico –máximo- de esta pandemia, y el país empieza a retornar a la tranquilidad, en España este –pico- todavía tardara algo más de dos semanas según los expertos en producirse.

La recuperación económica va a ser muy complicada y laboriosa, el cierre de tantas empresas y el nivel de paro que puede alcanzar cifras astronómicas, va a complicar que la economía española salga adelante con la celeridad de otras veces, la degradación en este aspecto ha sido brutal y el desconcierto en el empresariado no ha tenido parangón en la historia de España.

Pedro Sánchez ha batido su propio record de incompetencia política, pero en este caso cometiendo delitos con -resultados de muertes-, por lo que debería ser sometido a un juicio sumarísimo en el Tribunal Internacional de la Haya al igual que han sido –sometidos- otros jefes de Estado que llevaron sus respectivos países a la infamia y al deshonor, cometiendo crímenes producidos por su mala praxis política como en el caso que nos ocupa.

A esta hora 10h18m GMT. Setenta y tres (73) países ponen restricciones para la entrada de españoles, 4.200 contagiados y 121 muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *