Filibusterismo y obstrucionismo

“-Dos vocablos muy utilizados últimamente por Pedro el Breve, exabrupto: el primero de connotaciones ofensivas, ya que sus orígenes se les aplicaba aquellos “-piratas-“ que saqueaban y asesinaban a sus enemigos en diferentes mares, donde la incidencia mayor se daba en las inmediaciones del Mar del Caribe, donde estos filibusteros tenían sus propias bases en los puertos de esta zona, al reino de España le hicieron mucho daño, ya que las naves de venían hacía nuestro país cargadas de oro y piedras preciosas, nunca llegaban a puerto, ya que eran saqueadas y hundidas por estos piratas o filibusteros. Y el obstruccionismo que cita es propio a las cosas mal hechas por estos gobernantes, esa es la realidad-“.

Pedro Sánchez ante los evidentes fracasos como presidente del gobierno de España, ha optado por arremeter contra todos, especialmente contra el PP, Ciudadanos y Vox, empleando estos epítetos que lo vulgarizan no solo como político “-si alguna vez lo fue-“, sino incluso como persona que presume de “-académico-“ frustrado….., ya que se ha querido dignificar como “-doctor-“ mediante una tesis plagiada y llena de incongruencias, de lo que tendrá que rendir cuentas ante la Ley.

Ante la evidente caída propiciada por la no aprobación de sus Presupuestos, algo que forzaron los partidos de la oposición, a los se incorporaron los independentistas catalanes, a los cuales en más de una ocasión les rindió pleitesía, engañándolos miserablemente en sus demandas sediciosas.

En la historia de España existió un rey castellano que atendía al nombre de Pedro I “-el cruel-“ según unos y el “-justo-“ según la opiniones de otros, que se enfrentó por la posesión del reino de Casilla, a su hermano Enrique II de Trastamara, y que terminó en un fratricidio, en cuyo hecho abominable, intervino un mercenario francés llamado Beltrán de Duguesclin, que hizo famosa aquella frase de “-yo ni quito ni pongo rey pero ayudo a mi señor-“, (batalla de Montiel año 1367), en su topónimo del cruel mataba y asesinaba, a los miembros de su corte, por el contrario cuando se implicaba en hacer justicia, recibía la denominación de justo, algo que no hacía con mucha asiduidad.

Pedro “-el breve-“, llamado así por su corto tiempo al frente de la presidencia de nuestro país, adornado de unas ansias de poder jamás vistas en un político español, donde todo cuanto aprobó fue a base de Decreto Ley, tiene hasta cierto punto una semejanza con el rey Pedro I, al poseer el mismo nombre, no por su comportamiento violento por supuesto, pero si frustrante, por el daño que le ha hecho a todos los españoles, cuyo liderazgo ponen en tela de juicio hasta sus propios correligionarios.

Pero Sánchez no tiene en sus huestes a un Duguesclin dispuesto a batirse en su defensa, eso si tiene como su segundo en el partido, y en el gobierno como Ministro de Fomento al señor Abalos, un personaje que adolece de esa impronta que debe poseer una persona que quiera medrar en algo tan desprestigiado como es la política, y siempre que sale a la palestra se ridiculiza asimismo y a lo que significa ser socialista. Hace unos días, le oí decir en respuesta a lo comentado por el Secretario de Organizaciones de Ciudadanos de no pactar ni con el PSOE ni con Sánchez. Su comentario no solo es irreal, sino que además acredita una insolencia que lo descalifica como político, dijo textualmente: “-Ciudadanos prefiere aliarse con la derecha antes que con la social democracia-“.

Es posible que esta denominación haya tenido algún sentido en otro momento, aunque Pablo Iglesias cuando lo fundó, hizo referencias al PSOE, como el partido de los obreros, de izquierdas y marxista. Esta última calificación es muy posible que ya no le afecte, donde la intervención de algunos de sus lideres, con bastante más capacidad intelectual que los presente, erradicaran esta parte de la denominación, ya que pensaron que esta expresión podía estar relacionada con la “-radicalización-“, algo que no les beneficiaba en absoluto, es evidente, dicho esto, que el señor Abalos se columpió al expresarse en estos términos, algo que ningún miembro del partido ha rectificado.

El Partido Socialista Obrero Español, con la llegada a cotas jamás imaginables de poder, con estos dos personajes, Zapatero y Sánchez, ha vuelo a las andadas, y ha perdido definitivamente lo que tenía de socialdemocracia, es preciso que entre sus miembros jóvenes surja un líder capacitado y coherente con los idearios legítimos, que a través de los tiempos siempre promulgaron sus más ilustres dirigentes, y que el mismo como en antaño vuelva a los cauces perdidos.

Pedro Sánchez dada esa forma de hablar, predispuesto siempre a emplear términos ofensivos en grado sumo contra su rivales, no escatima buscarlos en el diccionario para así aplicarlos. Desde un principio se le vio el plumero, cuando en aquel debate con Rajoy obró insolentemente, faltándole el respeto al que era en aquellos momentos el presidente del Gobierno España.

La honorabilidad de una persona tiene un “-marchamo-“ muy especial, que se aprende desde la infancia y va creciendo con ella. En la política que se práctica hoy en día, la noción central de la lógica o silogismo, brilla por su ausencia, los políticos que se precian sean de izquierdas o derechas, tienen que dar ejemplo en todo momento de esa premisa tan fundamental, como es la honorabilidad, que no es otra cosa que es el estimulo de la “-decencia-“. Muchos políticos europeos socialistas hasta la “-medula-“, se implicaron en este “-menester-“ acreditando siempre un honorabilidad intachable, y por eso siempre serán recordados, François Mitterand en Francia y Willy Brandt en Alemania, dos prebostes de indudable trayectoria política, algo que los dignificó, ya que siempre supieron mantener ese “-status-“, donde el socialismo más puro, fue siempre su santo y seña.

El socialismo español atraviesa momentos de incertidumbre, la lógica aristotélica brilla por su ausencia. España tierra de quijotes verbeneros, han cambiado el rumbo de la política justa y digna, convirtiéndola en algo rastrero impropia de los años que vivimos. Las elecciones generales están tocando ya en la puerta, seamos consecuentes y elijamos a los políticos menos malos, ya que lo que hay es bastante mediocre, tirando a “-malo-“, lo que genera un panorama bastante incierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *