Gema Cuéllar defiende en la Casa-Museo León y Castillo su propuesta de pop de autor

«Mi música es pop, con letras y melodías distintas y quizás algo más profundas. Lo puedo definir como pop de autor». Esa es, de hecho, la propuesta que defenderá la malagueña Gema Cuéllar el día 29 de junio en la Casa-Museo León y Castillo, en el último de los conciertos programados dentro del ciclo ‘Patios En-cantados’ dedicado a las cantautoras. Su concierto será a las 20:00 horas, con entrada libre hasta completar aforo.

Cuéllar llega «con mucha ilusión: nunca he estado por allí, y además el ciclo que se ha organizado es muy bonito. Realmente me gusta que hayan contado conmigo para esto». Su pop independiente y alternativo la ha procurado un lugar propio en la escena indie española, con más de una década de recorrido a sus espaldas, y con dos EP auto-producidos: ‘La puerta Nº 3’ (2012) y ‘Descoordinada’ (2017). Dos trabajos con media docena de temas en cada uno de ellos que la definen como una artista con luz propia, que desarrolla sus inquietudes con plena libertad creativa.

Para la Casa-Museo León y Castillo Cuéllar, y dentro del ciclo que dirige y organiza Ari Jiménez, Cuéllar ha preparado un recital íntegro «con canciones propias, con una selección de temas más íntimos, creo que más apropiadas para un interior o un patio como éste». El público podrá comprobar, de este modo, el talento de una artista que compone e interpreta con un espíritu independiente, de una forma que «me ha permitido hacer con mis canciones con lo que he querido. Estoy muy contenta con haber podido ir a mi rollo».

Trabajo y audiencias

Gema Cuéllar conviene en que «es complicado auto-producirse. Hay que poner dinero, en este punto voy lento pero voy», si bien añade que «si no tienes una discográfica que te respalde es difícil llegar a la gente. Incluso hoy, con las redes sociales, es complicado. Pero tampoco es necesario tener muchos seguidores. Bastan los que te permitan seguir adelante, y en eso también estoy contenta».

Con perspectiva, la malagueña apunta que «sí que al principio buscas sonar más y tener más público. Pero luego ves que es complicado sin invertir mucho dinero. Pero ya pasa el tiempo y te mentalizas. Llevo ya once años en esto y me ha dado tiempo a vivir todas las fases posibles. Ahora estoy en una muy sana, disfrutando de mi música como quiero, sin agobios ni estrés».

En cuanto al cambio en el escaparate musical que han propiciado de forma paulatina las plataformas digitales, las redes sociales y el auge de las radios señaladas por difundir contenidos independientes, Cuéllar afirma que «es cierto y real que ha habido un proceso de cambio. Hace no mucho, el que quería escuchar música ponía la radio o se arriesgaba con un disco. Las redes han revolucionado la industria: la gente ya no compra discos, sino canciones. Y no se quedan con las radios nacionales. Hay libertad para descubrir, investigar. Y todo esto es muy positivo. Como usuaria de las plataformas y también como artista».

Aunque esta transformación de la industria, añade la cantautora, no implica mayores facilidades por definición para los músicos. «Sigue siendo igual de difícil», explica. «Al igual que se abren abanicos también mucha gente que tiene actitudes artísticas se anima más. Ahora es muy fácil grabar una canción. Y publicarla y compartirla en estas plataformas. Antes era más complicado grabar un disco. Ahora hay muchos más artistas. Hay más posibilidades y todo es más accesible. Con todo, la época que me ha tocado vivir es positiva para acceder a todo esto».

Tras su concierto en el centro museísticos de Telde, Cuéllar afronta un concierto en Málaga, en los preparativos de lo que sea su tercer EP en 2019. «Todavía tengo material para eso, y hay nuevas canciones», avanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *