Gran Canaria, isla de cine

El Centro Comercial Las Arenas en Las Palmas de Gran Canaria se ha transformado en un escenario para el Séptimo Arte, con una exposición titulada Gran cine. El cine en Gran Canaria que se exhibe en las plantas baja y primera del centro comercial Las Arenas. Una preciosa muestra comisariado por Luis Roca y Marta de Santa Ana que ofrece la oportunidad de conocer más de cien años de historia de la industria cinematográfica en la Isla.

Y como estrella la maqueta de Moby Dick de 1,35 metros traída por los productores ingleses de Moulin Pictures en 1954. No hay que olvidar que ese año fue como si Hollywood desembarcara en nuestra isla, con John Huston como director y Gregory Peck encarnando el papel del capitán Ahab.

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria se revolucionó, movilizó a más de cien personas entre nativos y provenientes de Inglaterra y Estados Unidos, como cuenta el propio John Huston en sus memorias: A libro abierto (Espasa Calpe, Madrid, 1986, tercera edición). En dos meses, con participación decisiva de carpinteros locales, se construyó tanto la réplica de la ballena, de más de 65 metros de largo, como los alargados botes balleneros de dos puntas de mitad del siglo XIX que aparecen en la obra maestra de Melville.

Enseguida, en la primavera del mismo año que se terminó de rodar Moby Dick, tuvo lugar en la isla otro rodaje: el de Tirma, dirigida por Paolo Moffa, con actores de la talla de Marcello Mastroianni, Gustavo Rojo y como referente erótico la Silvana Pampanini, entre otros.

A partir de ese momento se han sucedido muchos rodajes, lo cual ha dado lugar a toda una historia “casi amorosa” entre Gran Canaria y el cine. Películas como Aliados, Palmeras en la nieve, Los últimos de Filipinas y el actual rodaje del thriller No dormirás dirigido por el uruguayo Gustavo Hernández y protagonizado por Belén Rueda.

El Cabildo de Gran Canaria, a través de la Gran Canaria Film Commission y Espacio Digital, ha aportado piezas del decorado original de diversas producciones, como una tetera, una garita y un caso militar utilizados en Aliados, la gran cruz de madera que aparece en la iglesia y el de la Iglesia de Los últimos de Filipinas, así como los frescos del templo y el uniforme de Luis Tosar, que le valió un Goya a la grancanaria Paola Torres.

La muestra incluye más de un centenar de objetos, muchos de ellos inéditos como el vestido que lució la protagonista de Palmeras en la nieve en el Gabinete Literario, material de rodaje como un proyector de cine ambulante, lentes y bobinas de películas de los años 80. Fotos y más fotos, testimonio de películas como al rodaje de Mararía en Gran Canaria o la construcción de la ballena Moby Dick.

Un proyecto que se divide en diez aéreas temáticas en las que se rinden homenaje a directores grancanarios como Antonio José Betancor, Félix Sabroso, Dunia Ayaso, Elio Quiroga y María Miró, además de los productores Andrés Santana y Adrián Guerra, o el director y productor vasco Ramón Saldías que realizó buena parte de sus producciones en Gran Canaria.

Pero lo que más me emocionó fue encontrarme con la maqueta de Moby Dick, ya que durante un tiempo me sumergí en el mundo apasionante de los platós, de las aguas del Confital, de nuestras aguas de Las Canteras. Recorrí los rincones del Puerto de La Luz, los Astilleros, aquella compañía carbonera que pertenecía a la Casa Miller donde se construyó el armazón de la gran Ballena Blanca Escuché a uno de los operarios, a Juan Socorro, decir el día de la terminación de la maqueta que le parecía de verdad como si fuese de carne y hueso. Disfruté con la llegada de los artistas al aeropuerto, con la llegada del hidroavión, con el bautizo de Moby Dick. Escuché anécdotas como las de las gaviotas o el día que se echaron a volar al mar unos dólares en una partida de póker y unos de los canarios que trabaja en el film los recuperó. He percibido los ruidos y los silencios de Moby Dick y el bullicio del Juan Pérez y del Hotel Madrid, como se lee en mi novela Moby Dick en Las Canteras Beach.

Además de la caza de la ballena, en las costas Canarias se filmó el epílogo del filme, aquel que muestra al superviviente Ishmael (Richard Basehart) flotando agarrado al ataúd de Queequeg (Friedrich von Ledebur) en alta mar.
La muestra de 120 años de historia Gran cine. El cine en Gran Canaria se completa con fotografías cedidas por Filmoteca Canaria, LA PROVINCIA y Canariasahora, colaboradores junto a Audiovisuales Canarios de esta muestra del Cabildo y Las Arenas.

La exposición permanecerá abierta hasta el 27 de Agosto 2017.

Felicidades a todos los que lo han hecho posible.

Comparte este artículo....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *