Gregorio Viera, sin sentido del ridículo

La periodista y redactora del Ayuntamiento de Telde, Maribel Castro, señaló este martes en el programa de ONDA GUANCHE “Más que Palabras” en la 89. de la FM, que “hay semanas que uno piensa que son anodinas, pero suceden luego acontecimientos que las convierten en especiales y eso ha ocurrido esta que acaba de finalizar, en que las primarias socialista de Telde con los siete votos de Gregorio Viera, frente a los más de cien de Alejandro Ramos, han sido la comidilla política.

Lleva tiempo Viera haciendo de las suyas, no es de extrañar por tanto que hasta sus propios compañeros le hayan tomado la medida, y este ridículo apoyo demuestra que no han caído en saco roto todos sus desmanes.

No han sido pocos los sapos y culebras que el presidente y portavoz socialista, Alejandro Ramos ha tenido que aguantar a este ridículo y vanidoso personaje en estos casi cuatro años del actual mandato.

Recuerdo una entrevista poco más de un año después de haber abandonado el gobierno municipal, en la que aseveró sin pestañear que “la salida de los socialistas del Grupo de Gobierno tras romper el pacto con Nueva Canarias, había sido un error” con lo que dejaba a su organización o sea al PSOE, a los píes de los caballos.

Otra sonada fue cuando dio la nota hace un par de meses, saltándose la disciplina de partido votando en contra de como lo hacía su portavoz Alejandro Ramos, con lo que quedó evidenciado como se las gasta el muchacho y el respeto que tiene por las siglas con las que accedió al Salón de Plenos.

En el fondo, Alejandro Ramos portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Telde, es sabedor (y lo ha sido desde principio) de los tejemanejes de Viera, y no hizo nada en su momento por ponerlo en su sitio, precisamente por eso le ha faltado al respeto sin el más mínimo recato.

Si este oscuro personaje de infausto recuerdo entre los funcionarios del ayuntamiento de Telde, y con el escandalazo de los ADLs en su curriculum, tuviera un mínimo de vergüenza, habría dejado ya el partido y entregado su acta de concejal, pero lejos de ello se permite el lujo de postularse a unas primarias, obtiene un apoyo ridículo y sigue como si hubiera sido votado mayoritariamente, esto es de traca.

Si alguien va por la vida haciendo daño a los demás, tarde o temprano le llegará el momento de pagar su culpa, y eso lo que le ha ocurrido a Gregorio Viera, que afortunadamente los militantes socialistas le tienen bien catado. Solo queda que definitivamente que tras las primarias se lo sacudan de encima, porque peligroso es y mucho y la Agrupación Juan Negrín no puede convertirse en un avispero que este źangano alborote a su libre albedrío.

La falta de sentido político es grave pero no tener sentido del ridículo es todavía peor, cuando se carece de ambos aparecen personajes como Gregorio Viera, que son muy peligrosos porque actúan sin ningún escrúpulo y a dictado del mercenario de turno.

Y es que en política la vanidad suele acabar en culto a la personalidad y, por último, en el ridículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *