La alcaldesa de Telde viene de Madrid con el cuento de “Antoñita la Fantástica”

La alcaldesa de Telde Carmen Hernández, ha puesto una pica e Flandes, ha regresado de Madrid pletórica, encantada de conocerse. Parece que de repente se han resuelto todos los problemas y el Ayuntamiento gracias a este viaje milagroso dejará de estar prácticamente intervenido

La verdad es que esta mujer a la que creíamos más sensata, se desvanece día a día como un azucarillo, es “antoñita la fantástica”, ha regresado de la capital del reino en éxtasis, con una sonrisa de oreja a oreja.

Claro que en lugar de entonar un mea culpa por el derroche y dilapidación de dinero público que ha hecho en estos catorce meses de mandato, no se le ha ocurrido otra cosa que tirar la pelota al tejado de los sindicatos y de los funcionarios.

Ahora resulta que los funcionarios tienen que arrimar el hombro, si esos funcionarios en los que nunca ha confiado y a los que ha maltratado por acción o por omisión, permitiendo la política errática y caprichosa del concejal de Recursos Humanos, que ha supuesto un fuerte quebranto entre el funcionariado.

¿Los funcionarios va a resolver que usted tenga en el gabinete de alcaldía más personal que el Pentágono?

¿Venir los funcionarios por la tarde, los jefes de servicio, implicación de los sindicatos es la solución?

Es lamentable que Hernández, trate de establecer que la estabilidad del Ayuntamiento descansa en los funcionarios, porque sabe que miente vilmente. Si usted confiara en los funcionarios no habría llenado el Ayuntamiento de cargos de confianza, si, eso que usted tanto criticó al Partido Popular cuando estaba en la oposición.

Es más usted ni saluda a los trabajadores, es una mujer lejana prepotente y acomplejada que se cierra en su despacho como las tortugas en su caparazón cuando arrecian los problemas.

Hasta que usted no entone un “mea culpa” y sea capaz de recortar gasto de temas intrascendentes, mientras siga poniendo el retrovisor sin coger el toro por los cuernos, los problemas no se solucionarán, y es que es usted una política nefasta que en menos de un año se ha quedado gobernando en minoría, es decir que ha batido todo los record de la estabilidad política.

Carmen Hernández dibuja un idílico marco de ciudad que ni responde a la realidad, ni se creen ya los vecinos de Telde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *