La Casa de los Sall en Telde, nueve años cerrada tras una inversión millonaria

El tiempo pasa y deja marca. La Casa de los Sall, cuyos orígenes están entre los siglos XVII y XVIII, se deteriora, como lamentan vecinos del barrio histórico de San Francisco, en la ciudad de Telde, al pasar por delante de esta casona que tiene tres estructuras, y da a las calles Portería, Montañeta y Altozano. Lleva nueve años cerrada tras acabar su rehabilitación en 2012, con varias inversiones que suman más de dos millones de euros, y con el proyecto de ser centro de interpretación, de acogida de turistas, museo, y bar y restaurante. Pero no arranca.

Los residentes destacaron cómo se encuentra la fachada de este espacioso inmueble, exactamente el deterioro de la pintura, del enfoscado (la capa de mortero con la que se reviste un muro), así como las maderas de puertas y ventanas. Todo ello se encuentra así por la falta de mantenimiento durante estos años, en especial de las maderas.

Cabe recordar que la Casa de los Sall, de titularidad del Ayuntamiento en la actualidad, fue rehabilitada tras un largo y complejo proceso de compra, que se inició en los años 80 del siglo pasado, a los herederos. Tras una inversión millonaria, está amueblada, equipada, con wifi y salones de prensa y de actos, entre otras dependencias. Sin embargo, se encuentra cerrada desde 2012.

Héctor Suárez, edil de Patrimonio, asegura que habrá «un nuevo impulso» en todo el barrio

«Es una pena verla así, con ese abandono. Sólo hay que fijarse en la fachada, y todo eso pasa a pesar de su gran valor, historia y potencial turístico que tiene», afirmó Juan Ramón Castro, que vive cerca de esa histórica casona.

«La Casa de los Sall se halla a unos cien metros de la iglesia de San Francisco, y en un lugar ideal para atraer a los vecinos, turistas y foráneos. Contamos con una señalética de sitios de interés, pero no es suficiente si están cerrados. Está abandonado el barrio. Por ejemplo, el estanque de la calle Chemida tiene bastante agua sucia; o el servicio de recogida de basura a veces no funciona con regularidad», dijo Juan Ramón Castro.

Antonio González, cronista oficial de Telde y vecino de San Francisco, resaltó que San Francisco y San Juan «forman parte de uno de los conjuntos histórico y artístico más importantes de Canarias. Así es considerado, no sólo a nivel regional, si no también nacional. Sin embargo, el barrio se está deteriorando. La comisión del conjunto artístico, de Patrimonio, no se reúne desde hace seis años». «Hay muchos temas que tratar, no sólo su promoción, como el uso de la iglesia de San Francisco y que exista o no un museo sacro, la limpieza de calles, casas en mal estado y las paredes tapiadas», añadió.

El cronista lamentó que la iglesia del barrio histórico esté «cerrada a cal y canto». «El otro día la abrí por un asunto que había que resolver. En sólo dos horas pasaron y entraron más de 40 turistas locales, peninsulares y extranjeros. En la vida cotidiana lo estamos perdiendo», apuntó.

Otros vecinos, que prefirieron el anonimato, señalaron que «poco partido y promoción se ha sacado del hecho de que bastantes escenas y localizaciones se hicieron en San Francisco en la película La piel del volcán, del director Armando Ravelo, que se estrenó este año en los cines Yelmo».

Reacción

Héctor Suárez, primer teniente alcalde y concejal de Patrimonio Cultural y de Turismo, aseguró que todo va a cambiar, que «tomará un nuevo impulso con una inversión de 350.000 euros del Gobierno canario que se destinarán a la Casa de los Sall, como a todo San Francisco», señaló. El exalcalde recordó que conoce muy bien la materia, «el gran valor de San Juan y San Francisco, y su gran potencial turístico», y recordó que fue Director General de Infraestructura Turística del Ejecutivo de Canarias (2015-2019).

«Pronto se pondrán en marcha acciones inmediatas, como que volverán las reuniones del consejo de Patrimonio, que lleva seis años parado. El otro día me reuní con el director insular de Patrimonio Cultural para tratar esos temas. Sólo hay que hacer una modificación urbana en los planeamientos respecto a la musealización de la Casa de los Sall», afirmó.

La iglesia atrajo a más de 40 turistas durante dos horas cuando se abrió sólo de forma puntual

De otro lado, el barrio histórico de San Francisco, con unos 200 habitantes, tendrá un 90 por ciento de sus casas rehabilitadas, y sólo seis o siete están en estado ruinoso. En los años 80 del siglo XX, en torno a treinta inmuebles se hallaban en estado ruinoso.

Otro proyecto existe sobre la mesa, pero sin cambios desde hace mucho tiempo. Se trata de la antigua Casa Cuartel de la Guardia Civil, que fue construida en el siglo XVII, y tuvo varias modificaciones. En ella hubo un almacén que se usaba para el empaquetado del tomate. El Ayuntamiento y el Cabildo han mostrado el interés mutuo por adquirirla y rehabilitarla porque está en mal estado. Tiene numerosos herederos. Marcos Álvarez Morice; laprovincia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *