La “Cero-Jardinería” se adueña de Telde

La xerojardineria es un concepto de jardinería basado en el uso racional de los recursos (agua, abonos, áridos, combustibles, productos fitosanitarios, etc). Nace en las grandes sequías de EEUU en los años 80. En Canarias, tanto las empresas como las administraciones, llevan años implantándolo en los nuevos diseños, o en el replanteo de jardines antiguos. Se prioriza en uso de plantas autóctonas, y de especies con requerimientos de agua, luz y edafológicos, similares a las presentes en las diferentes zonas de las islas. Se reduce la implantación del césped, dado la poca pluviometría de las islas, o se utiliza para el riego aguas depuradas. Se tapan los suelos con malla anti enraizamiento, y se recubre con una capa de áridos, priorizando la grava basáltica al picón, para evitar el uso de herbicidas. En algunos municipios, como Las Palmas de Gran Canaria, se está utilizando mulch o coberturas orgánicas, para además enriquecer el suelo con residuos provenientes de las podas.

Mientras, el Ayuntamiento de Telde, lleva unos años cambiando el modelo de gestión de sus zonas verdes. La Concejalía de Parques y Jardines esta realizando, desde hace varias legislaturas, un exterminio no solo a los arboles de las calle, sino también a las praderas de césped. Empezó hace unos años con el abandono, y posterior eliminación, de la pradera que se encontraba en el enlace de la Urbanización industrial Salinetas, junto al antiguo Ikea.

El nuevo concejal de parques y jardines, Abraham Santana, no duda en sacrificar su legado, como hiciera su homónimo bíblico, y tiene planeado cortar por lo sano. Empezó por la tala de árboles en las calles, teniendo la oposición de la vecinos más ambientalista, por lo que ahora centra sus esfuerzos, en acabar con el césped en el municipio. La Rotonda del Drago en la Avenida del Cabildo, fue la primera, ya se está retirando el césped en la Avda. de D. Alejandro Castro, se ha dejado de regar hace semanas los situados en el enlace del Cubillo, y según me han indicado fuentes cercanas, se tiene previsto retirar los del vial de Melenara a Salinetas.

Es probable que alguien poco avizor, afirme que el césped consume mucha agua, y que no nos podemos permitir desalar agua para este fin. Esta afirmación es veraz y acertada, pero no justificada este exterminio. La casualidad hace que tanto la Rotonda del Drago, como el vial de Melenara a Salinetas, esté conectado a la red de riego del Vial Costero, que pasa a menos de 50 metros de la depuradora de Hoya del Pozo. Si no está conectada ya, había el proyecto de conectar el riego de todo el Vial costero a la depuradora de Hoya del Pozo, y aprovechar el agua, que hoy se vierte al mar.

En el caso de la jardinería publica del casco, no se justifica la eliminación del césped por causa de los consumos de agua, dado que al inicio de este mandato se informó que la red de agua depurada estaba finalizada y solo faltaba conectarla a la red de riego, y que tenía un coste ridículo en comparación al importe anual de agua desalada para el riego de las zonas verdes municipales. ¿Les parece lógico que se tire al mar agua depurada, mientras pagamos agua desalada para regar los jardines? ¿A quién beneficia que se quiten metros de césped y se talen arboles y palmeras?

Yo creo que al ciudadano no, nuestra ciudad de Telde, está perdiendo a pasos agigantados la calidad ambiental que nos costó tanto dinero y tiempo conseguir.

Es cierto que las praderas de césped están de pena, pues su mantenimiento no es el correcto para un desarrollo adecuado de la planta. Las deficiencias de riego, ausencia de abonado, falta de tratamiento de plagas, etc. son las causas de este mal estado. Por lo que solo a la mala gestión municipal, se le puede achacar su estado.

En el caso de la mediana de la Avda. del Cabildo, la Rotonda del Drago y el enlace del Antiguo Ikea se arrancaron todo el césped y las especies vegetales, colocando en su lugar la malla anti enraizamiento y la cobertura de áridos, sin plantar otra especie vegetal sostenible, convirtiendo en un desierto de grava y picón, en lo que podríamos denominar “cero-jardinería”. ¿Desaparecerá en Telde los jardines tal y como los conocemos, en favor del picón y la grava? ¿Se le esta reduciendo lo que percibe la empresa de mantenimiento por el césped o los arboles?

Nota: Espero que cuando arrancaron el césped de la Rotonda del Drago, le hayan dado tiempo a D. Guillermo Reyes a contar los metros de tubería que instaló Jardinería el Guincho, el resto esta debajo del césped del vial de Melenara a Salinetas, Feliz jubilación D. Guillermo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *