La concejala de Cultura sin sentido del ridículo

Ayer se cubrió de gloria la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Telde, que dirige Marta Hernández, al adjudicarse mediante una nota de prensa, la organización de un encuentro de lectores con el escritor grancanario Alexis Ravelo, celebrado en la biblioteca Saulo Torón, en el parque urbano de Arnao.

Alexis Ravelo, con toda la razón y el cabreo del mundo hizo saber a través de su cuenta de Facebook, que “ha organizado” este encuentro. Y creo que es oportuno dejar bien claro que la Concejalía de Cultura de ese ayuntamiento no ha organizado absolutamente nada, pues se trata de un encuentro que se producirá exclusivamente gracias a la intervención de la coordinadora del club y, en todo caso, sus superiores directos. Cosa que puedo decir con toda la claridad del mundo, ya que desde esa concejalía no se han puesto en contacto en ningún momento conmigo para este acto y, si lo hubieran hecho, yo, oportunamente, les hubiera hecho saber cuáles son mis condiciones económicas habituales para este tipo de eventos, que, sospecho, no se hubieran dignado a comprometer. Así pues, el de hoy es un encuentro que se ha convenido entre una coordinadora de un club que parece carecer de presupuesto para estas actividades y de un autor que, considerándolo oportuno, accede a participar. Por eso no entiendo qué es lo que la concejalía cree haber organizado, pero este encuentro conmigo no, desde luego.

Creo que ya es suficiente con que la cultura en general y la animación a la lectura en particular sean las hermanas pobres en todas las dotaciones presupuestarias como para que encima un político o política (que forma parte del sistema que las convierten en eso) pretenda apropiarse del esfuerzo de sus subordinados y de la colaboración desinteresada de quien está dispuesto a hacer gratis aquello que ellos no se han dignado a presupuestar”.

Demoledor documento que demuestra la improvisación constante de este gobierno municipal y el afán de demostrar a los ciudadanos que están haciendo cosas cuando la realidad es que la gestión brilla por su ausencia.

Esta vez, el escritor Alexis Ravelo ha tenido la valentía de denunciar la usurpación de su trabajo y es que no tener sentido del ridículo es muy malo porque nunca se sabe donde se ponen los topes.

Comparte este artículo....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *