La depauperada política española

La política española ha ido perdiendo con el paso de los años la verdadera esencia que siempre acreditó, donde unos ilustrados personajes ejercían con –tino- esta ciencia antiquísima que posibilitaba el entendimiento social y económico entre los pueblos del orbe, la sapiencia de estos prebostes eran digno de encomio, sus privilegiadas mentes relucían en cuantos foros intervenían, sus discursos y alocuciones eran relatadas por todos los periódicos españoles, y extranjeros que alababan esta forma desenfadada que tenían nuestros políticos cuando subían a las tribunas de oradores, y exponían sus acertadas ideas que eran aceptadas por todos sus interlocutores de las Naciones Unidad y la OTAN, así como por otras instituciones de relevancia mundial.

Hoy los políticos españoles carentes de la sabiduría encomiable que los ilustraba en otros tiempos, se han convertido en el hazmereir de propios y extraños, siendo en muchos casos son hasta menospreciados al carecer de los valores más éticos, que tendrían que acreditar en la practica de estos menesteres donde es primordial el entendimiento, y las buenas relaciones tan necesarias para que la cohabitación entre todos los pueblos sea lo más afectiva posible.

Desde que los reyes abandonaron el ejercicio de sus funciones entregándole el poder a sus validos (Nithard, Duque de Lerma, Conde-Duque de Olivares, Godoy que nos involucro en la batalla naval de Trafalgar, los cardenales Richelieu y Mazarinos en Francia, Cecil y Buckigham en Inglaterra), en algunos casos unos -cortesanos depravados-, la grandeza de España ha ido decayendo poco a poco hasta llegar a esta situación en la que nos encontramos actualmente, donde una serie de sujetos carentes de una preparación adecuada, ególatras, soberbios y de retorcido comportamiento, quieren llegar a ser los que gobiernen, saltándose incluso a la torera las leyes vigentes en esta España irreconocible donde todos quieren mandar, y –afanar- cuanto más mejor, sin importarles las necesidades de miles de familias que habitan en ella, y que no tienen ni tan siquiera los medios más ínfimos para remediar la hambruna existente.

Aquella España de la que dijo José Antonio de Rivera que era “-una unidad de destino en lo universal….-“, se ha roto en mil pedazos, donde la connivencia de unos -traidores e hipócritas- han conseguido propiciado por intereses personales más que políticos repartirse la tarta, o lo que queda de ella, a su modo y manera, sin que el pueblo soberano pueda –opinar- con rigor si los intereses de nuestro país puedan ser manipulados por esta -patulea de indeseables- que han montado tal quilombo que quieren liquidar hasta el nombre de España.

Lo que se vio anoche (18.12.2019) en Barcelona es una prueba más de la indolencia de un gobierno en funciones, que intenta reeditar su mandato aliándose con la –escoria- más indecente que habita en nuestro país, republicanos, etarras, comunistas de diferente pelaje, separatistas, etc., sin importarles las funestas consecuencias que todos estos infortunios nos puedan acarrear, solo les interesa el poder, y vanagloriarse de haberlo alcanzado en contra la opinión de la mayoría de los españoles.

Sánchez ha caído tan bajo como persona y como político que quiere seguir en la –poltrona- al precio que sea, no le importan los abucheos, el desprecio y los silbidos al que el pueblo lo somete cuando asiste algún acto, su sordera se hace evidente, pero el pueblo indignado le grita fuera, empleando otros –epítetos- más ofensivos que mejor lo retratan, pero su egolatría e indecencia es tan grande que no hacen mella en su desmedida hipocresía.

Este sujeto esta rompiendo las relaciones de España con otros países, ya los Estados Unidos por voz de su presidente Donald Trump no quieren ni verlo, pero ese grave desamor propiciado por la ineptitud y la osadía de Sánchez esta poniendo en tela de juicio las exportaciones de muchos productos españoles, lo que le va a generar a las empresas españolas unos graves perjuicios económicos difíciles de paliar, por la subida de los aranceles del 100% a nuestras exportaciones a USA.

Los españoles no debemos –permitir- que se instale en España un gobierno de estas características, igual al del Frente Popular, que tanto daño hizo, pero que la Ley de la Memoria Histórica promovida por Zapatero no le interesa citar, los crímenes múltiples de Paracuellos, los trenes de la muerte, los miles de españoles asesinados impunemente en todo el territorio nacional, el envió a Rusia y Méjico del oro, donde la –guía- de transporte del mismo estaba firmada de puño y letra por Juan Negrín y Francisco Largo Caballero, mostrado por jefe del convoy…… de los más de cuarenta camiones llegados al puerto de Alicante, al sargento jefe de los carabineros que estaban de guardia.

Los políticos españoles actuales responsables de los designios de las diferentes instituciones, salvo excepciones, no están capacitados para ejercer como tales, su preparación no es precisamente la adecuada para gobernar la nación, las regiones, las provincias y los ayuntamientos.

Los ejemplos son abundantes, desde las apetencias desordenadas de un –posible- presidente si alguien no lo remedia, hasta el más humilde consejero o concejal de las diferentes instituciones que existen en España, todos están cortados por la mismas….., al menos en lo que respecta a su preparación política, e incluso en algunos casos hasta en su forma de actuar como personas, donde su indecencia –política-, repercute en su comportamiento
personal.

La política en nuestro país se ha convertido en todo un –influencer-, para ganar dinero sin importarle su procedencia, radicando ahí que cualquier hijo de vecino este preparado o no, se quiera inmiscuir en algo que con el paso tiempo se ha ido –desprestigiando-, por el infame comportamiento de los que la vienen practicando últimamente.

La compenetración de los poderes ejecutivo y judicial, están permitiendo que los delincuentes vivan en España a sus anchas, que los reos convictos y confesos, y sentenciados sigan en la calle sin ingresar en –prisión-, caso de los Pujol, los EREs de Andalucía y otros de enorme repercusión social como son las violaciones, que son cometidas en la mayoría de los casos por los llamados menas, y por otros sujetos procedentes de otros países y lamentablemente no se les aplica la Ley con la rigurosidad que se requiere.

Ante la creciente depauperación de los políticos, y inacción de los jueces, España se ha convertido en un verdadero refugio para la delincuencia más nociva, las mafias conviven en nuestro país dada la impunidad existente, el trabajo de la Policía Nacional y de la Guardia Civil no es tenido en cuenta con la rigurosidad que debiera por la Judicatura, esta se han convertido de ser el tercer poder independiente del estado, en los más fieles servidores de esta infame gobierno liderado por Pedro Sánchez, donde destaca por su –execrable ruindad-, el ministro del Interior Grande Marlaska, que esta poniendo en tela de juicio la excelente operatividad de los Cuerpos de la Seguridad del Estado.

Ha llegado el momento de poner las cartas boca arriba, y las conclusiones son contundentes, Pedro Sánchez no puede ser presidente de España, su incapacidad y su deslealtad al pueblo español lo proscriben, su figura, y sus mentiras no se corresponden con lo debe ser un presidente del gobierno de un estado de la categoría de España, SM el Rey se equivocó una vez más –la cuarta-, ante los estrepitosos fracasos que ha tenido este sujeto, es evidente que los españoles no quieren que este –ignaro- personaje, ocupe de manera definitiva la presidencia del gobierno español, por lo que creemos que el Rey debió de cambiar de táctica, y darle la opción a otro candidato con más capacidad política y personal, evitando así cuanto esta ocurriendo en nuestra querida España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *