La ex ministra Narbona, y el caso de ACUAMED

La justicia española posiblemente después de diez años se haya olvidado de un caso de corrupción que tuvo una gran repercusión, que la UCO sigue investigando algo que los españoles de bien le agradecemos. Son muchos los “rumbosos mañaneros” que ven en la Guardia Civil a un Cuerpo de la Seguridad del Estado, intransigente y maltratador algo que no es verdad, la Benemérita solo se limita a cumplir con su deber, y en algunos casos no le queda más remedio que actuar con violencia especialmente cuando la “chusma” pone en peligro su supervivencia como viene ocurriendo últimamente en Cataluña y Navarra, su investigación en el caso ACUAMED ha sido impecable.

Para entrar con conocimiento de causa en tan controvertido tema se hace necesario preguntarse ¿qué es ACUAMED y cual es su misión?.

ACUAMED, es el nombre con el que se conoce a la Sociedad Estatal Española de Aguas de la Cuencas del Mediterráneo S.A, que industrialmente se dedica a la desalación de aguas, depende directamente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Mediante el RD Ley 10/2001 (5 de julio), se creo el Plan Hidrológico Nacional, estableciendo la derogación, del artículo 13 de la misma, posteriormente recogido en la Ley 11/2005 de 22 de junio. Esta derogación afectó de pleno a la Sociedad Estatal Infraestructura de Trasvases S.A, que cambió su nombre social por la de Aguas de las Cuencas del Mediterráneas (ACUAMED). También modificó su tutela a favor del Ministerio de Medio Ambiente (en la actualidad, Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) de acuerdo con lo recogido en el artículo 176.1 de la Ley 33/2003 de 27 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Publicas.

Misión u objetivo de Aguas de las Cuencas Mediterráneas S.A o ACUAMED, según acuerdo del Consejo de Ministros (22 de julio de 2005), consiste: “-en la contratación, construcción, adquisición y explotación de toda clase de obras hidráulicas. Su capital social asciende a1.530 millones de euros totalmente suscritos y desembolsados por el Estado Español, fundador y titular de todas las acciones que integran el mismo. ACUAMED es por tanto quien instrumentaliza el programa de actuaciones de las cuencas mediterráneas de los ríos Segura, Jucar y Ebro o sea las cuencas Mediterránea, Andaluza e internas de Cataluña.

Cristina Narbona sumió en perdidas a ACUAMED para adjudicar los 7,5 millones de euros investigados para financiar al PSOE en 2008. La ex ministra mintió en el Senado ante la Comisión de Investigación de este “affaire”. Según la Intervención General del Estado acredita la existencia de contratos relacionados con ACUAMED sin justificar, correspondiente a los años 2006-2008 en un 95%.

El Código Penal establece en el artículo 502.3 lo siguiente: “-el que convocado ante una Comisión Parlamentaria de investigación faltare a la verdad en su testimonio, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año, o multas de seis a doce meses-“.

Esta es la sanción penal a imponer aparte de la correspondiente por el presunto delito de “corrupción” que pudiese existir, algo que como ya he dicho investiga la UCO.

El “affaire” ACUAMED and Narbona esta generando una serie de publicaciones en la prensa, -en Ok diario-, especialmente, -posiblemente- las más criticas y sarcásticas, para oprobio y vergüenza del PSOE, que sigue machacando al Partido Popular con este tipo de cosas sin mirar lo que han hecho, y siguen haciendo muchos de sus miembros en cargos relevantes.

Permítaseme citar algunas ya que no tienen desperdicios: “-el caso ACUAMED se ha convertido en el GÜRTEL del PSOE., El Interventor del Estado rechazó el 95% de los contratos realizados por Narbona en ACUAMED para financiar al PSOE, más de 21 millones, la UCO investiga otros 7,5 millones en publicidad que la ex ministra cargo a las concesionarias de ACUAMED, la Justicia investiga a ACUAMED por desviar 14 millones para financiar ilegalmente al Partido Socialista, el Senado exige ACUAMED los contratos con la empresa que financió al PSOE en la era Zapatero, ACUAMED mantuvo contratos con dos empresas investigadas por la financiación –B- del Partido Socialista valenciano, el Partido Popular insta al PSOE a pedir explicaciones a Narbona por el caso ACUAMED como a Cifuentes por el máster, el Director de ACUAMED dio a su ex empresa (ACCIONA) más de 130 millones, Acciona, FCC y Abengoa investigadas por el caso ACUAMED, la empresa que creo Zapatero tras cargarse el Plan Hidrológico Nacional.

Cuanto aquí expongo relacionado con tan lamentable “affaire”, debe ser aclarado en todos sus términos, y los responsables con la ex ministra, Cristina Narbona, al frente, sancionados penalmente, exigiéndosele a todos los que de alguna manera permitieron tan execrable contubernio, digan en sede Parlamentaría y ante la Comisión de Investigación, el porque se permitió tan indeseable acción, donde la empresa estatal ACUAMED estuvo a punto de quebrar.

Es inadmisible que esta señora se siente junto a Sánchez en las reuniones de la ejecutiva socialista, como si nada hubiera hecho, donde el mismo presidente del gobierno que tanto habla de “transparencia y honestidad”, sin tener para nada en cuenta que la que se sienta a su diestra, presidenta nacional del PSOE en la actualidad es una posible “corrupta”, si las investigaciones que se están llevando a cabo así lo demuestra, algo que “inexorablemente” tiene visos de ser toda una realidad.

Aparte de los 130 millones que ACUAMED por mediación de su Director, le otorgó a ACCIONA, junto a los que se le achacan por otros conceptos cuyo objeto primordial era siempre el mismo “financiar” al PSOE, podría alcanzar la cifra de 175.500 millones, posiblemente el desfalco más importante cometido por una sola empresa estatal hasta el momento.

En otro orden de cosas reseñables, por su contenido es lo que manifiesta la ministra de Defensa, la señora Robles, que el ejercito no pueden realizar las maniobras conjuntas con Portugal y EE.UU, por carecer de los medios económicos necesarios para así hacerlo, sin embargo el presidente Sánchez utiliza un avión militar para desplazarse hasta Lanzarote a pasar unos días de “asueto” con su familia en la residencia de la Mareta en la costa de Teguise, lo que le esta convirtiendo en el presidente que más “gastos” hace a cuenta de las arcas del estado de toda la democracia.

En contraposición leemos que el presidente de Irlanda que se desplazó, hasta Gran Canaria, y que se encuentra en Maspalomas donde lleva residiendo en el hotel Beach Club de San Agustín, realizó el vuelo regular en un avión de la Raynair en clase turista. Lamentable el comportamiento de nuestro presidente que piensa que España es EE.UU, donde los presidentes vuelan en el Air Force One, algo que no esta a la altura de un sujeto como el, ya que la grandeza de España, de la cual es un presidente “postizo”, no esta a la altura de la estadounidense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *