La hipocresía de un gobierno (II)

En la primera parte de este trabajo titulado “-La hipocresía de un gobierno……-“, cuyo protagonismo inadecuado es atañible a la forma de gobernar del presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales Méndez, posiblemente una persona carente de la preparación adecuada para regir los designios de esta institución provincial, (no es lo mismo ejercer como alcalde de un municipio de más o menos enjundia), que liderar una corporación de donde dependen 21 municipios, cada uno con sus propias ideas y necesidades que este –personaje- obvia sistemáticamente, ya que favorece más a una serie de ayuntamiento en detrimento del resto, sin que existan, –al menos él no lo manifiesta como debiera, con el objeto de acallar tantas criticas-, motivos que así lo justifique, lo que nos lleva a pensar que las corporaciones a las que les da cuanto le piden son las que están su –orbita política-.

Lo evidente no se puede negar, hace algún tiempo el cabildo le dio a los consistorios de Arucas y Gáldar unas cantidades muy significativas para que construyesen sendos hoteles, reestructurando la ciudad de los jardines lo que quedaban del edificio del viejo –casino-, y la de los guanartemes rehabilitando el antiguo edificio de las monjas, dos de sus preciados predios…., el primero representado en el Cabildo por Ángel Víctor Torres, actualmente presidente del Gobierno canario, el segundo por Carlos Ruiz Moreno, Consejero de Cultura, creo recordar que las cantidades –estimadas- aproximadamente que percibieron ambos ayuntamientos superaban los 3,5 millones.

Esta segunda parte la quiero dedicar a los yacimientos arqueológicos existentes en Gran Canaria, que pasan de los 250, según un trabajo realizado por el que suscribe hace algún tiempo, no obstante manifestar que muchos de ellos permanecen en el –anonimato-, posiblemente porque al cabildo no le interese citarlos por el tratamiento que de forma –discriminada- le da a la mayor parte de los mismos, para beneficiar a los existentes que se encuentran enclavados en sus pueblos protegidos.

Muchos de estos -250- yacimientos están considerados como -BIC- (Bien de Interés Cultural), incluso algunos de reciente descubrimiento ha sido propuesto por el cabildo a la UNESCO, para que sean considerados como Monumento Patrimonio de la Humanidad, como a sucedido con el Risco Caído y las Montañas Sagradas en el municipio de Artenara, que supongo esta institución internacional ya le habrá concedido tan significada y distinguida denominación.

Lo mismo va a ocurrir con la Cueva Pintada de Gáldar, que el cabildo accediendo a la petición del ayuntamiento galdénse también le va a solicitar a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, su concesión, que es muy posible que le sea otorgado dado los informes, -verosímiles unos e inverosímiles otros- que el cabildo les hará llegar al respecto. La arqueología prehistórica o –ágrafa- es aquella que ha tenido poca divulgación de su existencia, que es lo ocurre a más de un 100% de los yacimientos existentes en Gran Canaria, que es lo que parece ser esta ocurriendo donde la obviedad de las instituciones que deben –velar- por la existencia y el mantenimiento de los mismos me atrevería a decir es total.

Me gustaría citar algunos de estos yacimientos desconocidos dado lo poco que se ha escrito de su existencia y ubicación: Por ejemplo y siguiendo un orden aproximado en Agaete de los tres existentes solo se conoce el denominado como, el Maipes de Arriba (BIC), el Roque de Guayedra y la Zona Arqueológica de la Palmita poco conocidas; en Agüimes de los muchos que existen: Cuevas de Morros de Avila (BIC), Barranco de Guayedra (BIC), Grabados Rupestres del Barranco de Balos (BIC), Cuevas y Graneros de la Audiencia (BIC), sin embargo los Graneros de Cuevas Muchas, Cuevas del Gigante, Cuevas y “concheros” de la Montaña de Arinaga, son poco conocidas o desconocidas.

En Arucas, las Cuevas de Tenoya y La Cerera, son poco conocidas. En Firgas, la Guancha, conjunto de cuevas artificiales de habitación, poco conocidas y sin señalización. Gáldar, evidentemente se lleva la –palma de las hermosas-, proporcionalmente las que más yacimiento arqueológicos reconocidos como Bien de Interés Cultural (BIC) tiene de la isla: La Cueva Pintada, pinturas rupestres del área subatlántica (BIC), Cuevas artificiales del Hospital (BIC), Cuevas del patronato o de Facaracas (BIC), Poblado de Bocabarranco-El Agujero y necrópolis de la Guancha (BIC), Mugaretes del Clavo, Llanos de Botija, estos dos últimos poco conocidos. Guía de Gran Canaría, Cenobio de Valerón (BIC), Tagoror de la Montaña del Gallego e Ingenio Azucarero en el camino subida a la Universidad, estos tres yacimientos abandonados y sucios.

Citar por su enorme valor arquitectónico en Guía el yacimiento del Cenobio de Valerón, formado por más de 300 cuevas superpuestas edificado en el Mioceno……, posiblemente uno de los yacimientos más antiguos y –hermosos- de cuantos existen en Canarias dada su especial configuración, ubicado en la ladera norte de la Montaña del Gallego y que sirvió a nuestros antepasados como un –silo- donde guardaban toda clase de forrajes y alimentos agrícolas para el consumo humano y animal, del que dijo en su Historia General de las Islas Canarias, José de Viera y Clavijo, “-que era con diferencia la obra realizada por los antiguos canarios, con más empaque de cuantas construyeron-“, sin embargo el abandono y la suciedad se aprecia en todo su entorno.

Yo creo que esta discriminación que practica de forma –indeseable-, Antonio Morales, hacia una serie de pueblos de la isla cuya historia es verdaderamente admirable, es hasta cierto punto un –delito flagrante-, pero lamentablemente nadie se implica en pedirle explicaciones de esta actuación completamente desleal, el porque nadie se lo explica, y él sigue sentado en esa –poltrona- haciendo cuanto le viene en gana, rompiendo de forma lamentable la unión que debería existir entre los 21 municipio que conforman la isla.

-Continuara con una III parte ya que hay mucha tela todavía que cortar- al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *