La iniquidad institucional

La iniquidad se define, como: parcialidad, injusticia, arbitriaredad, vileza, ignominia…..

Este es el comportamiento o el “pecado” que el Cabildo Insular de Gran Canaria ha cometido con ocho municipios de los veintiuno existentes en la isla relacionado, con el reparto de los fondos, donde prima la ideología y el nepotismo más execrable. Esta demostrado que Antonio Morales no es el presidente que necesita la primera institución provincial, su falta de “equidad” lo descalifica como tal, se ha constituido en el “todo” y girando en torno suyo a modo de “satélites” pululan una serie de sujetos cuya preparación los invalida para ejercer una labor política eficaz, honorable y consecuente, adeptos todos a la “daguerrotipia”, con el objeto de que la misma inmortalice su inadecuada práctica de la misma.

Si observamos con detenimiento el reparto de los fondos, es inevitable sacar la siguiente conclusión, los mas favorecidos son los municipios donde gobierna su partido en solitario –NC-, o en coalición con el PSC, así tenemos: Santa Lucia NC, Telde –NC-CC, Gáldar –NC-, los fondos recibidos sobrepasan los 3millones de euros cada uno, le sigue Valsequillo –NC- con más de 2millones, Agüimes –RA-NC, su feudo, Ingenio –PSC-, Guía –NC-, Arucas –PSC-NC, y Agaete –PSC-NC, con más de 1millón, y los demás, hasta sumar los trece favorecidos reciben también unas cantidades importantes pero no alcanzan el millón de euros.

Los ocho que no reciben ni un “euro”, entre los que destacan por ser municipios eminentemente turísticos Mogán y San Bartolomé, siguiéndole, Artenara, Firgas, Moya, Teror, San Mateo, y Las Palmas (su alcalde el señor Hidalgo manifiesta que su municipio esta bien servido, y justifica que este reparto a todas luces “ignominioso”, diciendo que habrán razones para que este “indecente” reparto se haya hecho así. Hidalgo y Morales a fin de cuentas ideológicamente son primos hermanos, ambos pertenecen a sendos partidos donde prima la más funesta izquierda). Preveo que este comportamiento irreverente de uno político, si lo es, va a traer graves consecuencias, ya que los alcaldes damnificados van a iniciar una serie de acciones, sin descartar reprobaciones que pueden acabar, incluso, en litigios júridicos-administrativos.

Me gustaría que Antonio Morales saliera a la “palestra”, y explicara razonadamente el porque de tan irracional reparto de estos fondos, los cuales son propios de todos los municipios existentes en la isla.

Hasta no hace muchos años cuando las oficinas de Correos cobraban los arbitrios Insulares, conocidos como –Cabildo- en todas las islas, por la entrada de mercancías, habían muchas oficinas cuyos importes cobrados eran “exiguos” comparados con el que realizaban otras. Por experiencia y como ejemplo manifestar, en la Villa de Arico (Tenerife) este cobro era exiguo, sin embargo en Maspalomas (Gran Canaria), las cantidades cobradas tenían unos montantes mensuales de muchísimos millones, que mediante un “prorrateo” realizado en las administraciones provinciales, el reparto se llevaba a cabo razonadamente con equidad y transparencia.

Posteriormente cuando el cobro lo hacía la JIAI (Juntas Insulares del Cobro de Arbitrios), y posteriormente la Consejería de Hacienda del Gobierno Canario, nadie sabía adonde iban a parar los fondos cobrados, ya que las liquidaciones de los mismos no eran lo suficientemente transparentes como para así determinarlo.

Es obvio que los fondos existentes en las arcas cabildicias o en sus cuentas bancarias donde ahora tiene un saldo superior a los 400millones de euros, parece ser que de forma “estática” emana del pueblo, ¿porque el reparto de estos fondos no se hacen de forma “equitativa” sin que hayan municipios beneficiados “por mor” de ideologías políticas y otras cuestiones? Sinceramente no lo entiendo. Es ahora señor Morales cuando tiene que aclarar todo este “contubernio nepotista” y explicarlo con pelos y señales a cuanto aquí habitamos, de no hacerlo así le auguro un final de mandato bastante complicado.

Sabrá usted después de tantos años en política que el pueblo es “soberano”, y es quien pone y quita a los políticos mediantes elecciones libres, usted ahora mismo esta implicado supuestamente en el “affaire” de la Residencia de Mayores de Agüimes, existiendo ya una sentencia firme donde se condena al ayuntamiento a devolver a uno de los damnificados 30mil euros, de ser así y multiplicando esta cantidad por 8 resultaría un montante de 240.000 euros, ¿quien se va hacer cargo de esas devoluciones el ayuntamiento o usted de su propio peculio?, ya que según se comenta era usted como alcalde quien disponía se hicieran esos cobros ilegales e improcedentes, y si no era así al menos otorgaba que se hicieran.

Este conflicto con un contenido “aberrante” al menos desde mi punto de vista ya que los posibles estafados eran mayores de edad, donde a ocho personas se les cobraron unas cantidades que no procedían, le han restado popularidad como es lógico, que es muy posible que a la hora de ir a las urnas el próximo mes de mayo, su candidatura ya no tenga la masiva cantidad de adeptos que tuvo, ya que es publico y notorio que su comportamiento en la actualidad no le beneficia en nada, dada esa forma de regir los designios del cabildo, rompe ineludiblemente la unidad existente entre todos los municipios, unos favorecidos y otros no, posiblemente con idénticas necesidades, ya que unos recelan de los otros, propiciado por esta necedad “ruin” e insolidaria cometida por la institución que preside, y que el consejero de Cooperación Institucional, Carmelo Ramírez, no haya realizado ningún comentario al respecto, lo que me da pie a pensar que estaba de acuerdo con usted, para cometer tan execrable tropelía, a fin de cuentas ambos comparten la misma ideología política.

El reparto de fondos que ha hecho el Cabildo entre los municipios de Gran Canaria, tiene unas connotaciones impropias de un gobernante que se precie, pero como dice el refrán: no todos pueden presumir de lo que no son. En este caso señor Morales decirle que no es lo mismo gobernar un pueblo, que regir los designios de una institución que se supone debería amparar a los veinte y un municipios existentes en la isla.

Lo que le voy a decir es posible que le cabree, si es así le ruego me disculpe, ya que las comparaciones son odiosas, pero quiero recordarle que usted esta ocupando un sillón donde se sentaron ilustres gran canarios, de ideologías opuestas posiblemente, pero que supieron en todo momento arbitrar con equidad y justicia los dineros de esa institución que actualmente preside.

“-Los honorable señores: Matías Vega Guerra, Juan Pulido Castro, Federico Díaz Bertrana, Fernando Giménez Navarro, Carmelo Artiles Bolaños, José Macías Santana, y otros que sin ser políticos puros, supieron estar a la altura de las circunstancias, algo que lamentablemente en la actualidad no es así-“.

La política como ciencia o arte no es “sucia”, quienes la ensucian y manchan son estos sujetos inadecuados que arriban a la misma con el objeto de medrar, y en algunos casos enriquecerse a su costa, eso es lo lamentable del tema, a los cuales la politología los define como “politicastros o malos políticos”, algo que en España por desgracia abundan, y dada su incoherencia la están llevando a la ruina, política, social, económica y financiera.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *