La oposición de Telde ejerce de plañidera en la despedida Natalia Santana (NC)

Ahora, cuando un político mediocre y gris se va sin pena ni gloria, los suyos le hacen la ola y la oposición ejerce de plañidera al que se va, para que cuando salga en los medios de comunicación, se vea lo buenos que son todos y lo bien que se llevan, aunque luego los navajazos sean diarios.

0
112
Natalia Santana, ex concejala de Servicios Sociales de Telde
Natalia Santana, ex concejala de Servicios Sociales de Telde

Lo que importa es el espectáculo. Si antiguamente había que demostrar en un entierro que la persona que se iba al otro barrio a descansar era muy querida, respetada o se la iba a echar mucho de menos. ¿Qué mejor que contratar a un puñado de señoras plañideras para que llorasen en su entierro? Al tripartito no le ha hecho falta contratar plañideras, para eso estaba allí toda la oposición.

Esto es lo que ocurrió el pasado viernes, en el pleno ordinario celebrado en la Casas Consistoriales de Telde, en que presentó su dimisión la concejal de Nueva Canarias, Natalia Santana.

Hay que recordar, que Santana, dirigió Servicios Sociales desde el 1 de septiembre de 2015 a mayo de 2016, es decir, unos escasos siete meses, en lo que ha habido multitud de follones.

No ha habido tiempo material de establecer lazos de relación no ya con sus compañeros de NC, muchísimo menos con esta oposición de cartón piedra que le ha caído en desgracia a Telde.

Un discurso plagado de tópicos de Santana, bastó para que lloraran sus compañeros, pero lo que chirría, es el baboseo de la oposición que la ha criticado en multitud de ocasiones por su nefasta gestión y que el viernes se sumaron al duelo.

Recordamos por ejemplo las denuncias de Unidos por Gran Canaria, que advertía del “bloqueo que se estaba viviendo en el área de Servicios Sociales, una concejalía que está sufriendo un importante caos ante la falta de respuestas a las demandas de los vecinos del municipio”. El portavoz de esta formación lamentaba que “desde hace semanas Servicios Sociales no entrega ni un sólo vale de alimentos y mientras mantienen a cientos de usuarios a la espera”.

Uno de los últimos desastres de la ex concejala de Servicios Sociales Natalia Santana, fue el cierre del Centro de Mayores, que mantuvo en la calle en una penosa situación a los usuarios del mismo, que fue ampliamente criticada por toda la oposición, esa misma oposición que aplaudía con las orejas en la despedida de la edil.

Pues hemos caído así de bajo. Ahora, cuando un político mediocre y gris se va sin pena ni gloria, los suyos le hacen la ola y la oposición ejerce de plañidera al que se va, para que cuando salga en los medios de comunicación, se vea lo buenos que son todos y lo bien que se llevan, aunque luego los navajazos sean diarios.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta