La política de los iletrados (Reconciliación)

Al fallecimiento del general Franco el 20 de noviembre de 1975, se inició en España un periodo conocido como la “-transición-“. El 18 de julio de 1977, ganó las elecciones la Unión de Centro Democrático, (UCD), liderada por, Adolfo Suárez, que accedió a la presidencia del Gobierno Español. Con el objeto de que la “-democracia-“, recién “-instaurada-“, adquiriera la total normalidad, el gobierno dispuso, “-posiblemente-“, por orden del Rey reconocer legalmente a todos los partidos y sindicatos existentes en nuestro país cuando surgió el Alzamiento Nacional en el, año 1936 a este acto se le denomino “-la reconciliación-“, que se hizo palpable hasta la llegada al poder de, José Luis Rodríguez Zapatero, que con la creación de su Ley de la Memoria Histórica, rompió la concordia lograda por Suárez, y continuada por, Calvo Sotelo, Felipe González y José María Aznar, este sujeto incoherente, y falto de la preparación adecuada para hacerse con la presidencia de España, creyéndose un “iluminado”, destruyó inmoralmente los buenos augurios, que se daban en nuestro país donde la paz, la tranquilidad y el sosiego
eran nuestros signos de identidad.

Entre estos se encontraban el PCE, cuyo líder en el exilio era, Santiago Carrillo, responsable de la muerte de muchos miles de españoles especialmente en Paracuello del Jarama. La legalización de este partido levantó una ola de rechazó en toda España con especial “-incidencia-“ en el estamento militar, no obstante reconocer que esa oposición lógica, no tuvo una gran repercusión, ya que muchos españoles que no queríamos aceptar esta opción, al final accedimos aunque de mala gana, y el PCE fue legalizado. Es muy posible que los españoles, no le tuviéramos un repudio especial al comunismo, pero si a sus lideres, el citado Santiago Carrillo y Dolores Ibarruri.

Se legalizó además el PSOE, los sindicatos UGT, CNT CC.OO. En España todos éramos conscientes de lo “-que se nos venía encima-“, y nadie olvidó el “-radicalismo-“ de los comunistas, que no conocíamos prácticamente pero éramos conscientes de su comportamiento donde actuaban, Rusia y sus satélites los países del este de Europa.

La reciente incursión en el abanico político español de VOX, esta generando dos discusiones totalmente opuestas, muchos españoles hemos recibido la presencia de este partido, con una enorme satisfacción y alegría dado su cariz totalmente patriótico, otros lo critican por tratarse de un movimiento que se identifica con el verdadero sentido de la más elocuente “españolidad”, que rechaza todos estos contubernios que se vienen generando últimamente propiciados por unos políticos que practican la política, de dos maneras que se sepan, “en beneficio propio” y “aprovecharse de la misma para enriquecerse”.

En las elecciones andaluces de finales de 2018, VOX dio su primer “aldabonazo”, lo que produjo en algunos de estos personajes, en su mayoría totalmente “iletrados”, por definirlos de una forma suave, empezaron a sentir el síndrome del “miedo y la cobardía”, algo tan en uso en esta España totalmente irreconocible, algunos tuvieron que hacer uso de “wáter” de forma casi sistemática, las diarreas eran constantes y ni tan siquiera la toma de FORTASEC a pastos se las cortaba, y tildaban a VOX con el fin de desprestigiarlo como un partido de “extrema derecha”, sin mirar para sus adentros y definir a PODEMOS, como lo que es un partido de “extrema izquierda”, que quiere implantar en España un sistema de gobierno basado en el “chavismo” más execrable.

En los años treinta de la pasada centuria, España estaba considerado como el “cuarto” país más rico del mundo, la estulticia de unos gobernantes del mismo “pelaje” de los que nos gobiernan actualmente, se dispusieron a sacar el oro y enviarlos indistintamente a Rusia y Méjico. España fue perdiendo paulatinamente su grandeza propiciado por el “robo” deleznable de su riqueza, pero el tesoro cultural existente en nuestro país sigue intacto, aunque esta patulea de analfabetos intenten cargárselos, y todavía para mayor desvergüenza Sánchez pretende que los maestros, y profesores le enseñen a sus alumnos, el contenido de la Guerra Civil, y cual fue el motivo que originó la misma, algo que estoy seguro desconoce, pero limitándose a dar a conocer solo la parte que le interesa, la otra para estos badulaques no existió.

La irreverente forma de gobernar sibilinicamente a un estado de las características del nuestro, es algo que lamentablemente no esta a la altura de estos “mal llamados políticos”, carentes de los mínimos conocimientos, que debe poseer una persona que quiera dar a conocer con el “rigor” científico, si se quiere, sin utilizar medios sofísticos, intentando confundir a los interlocutores, que conocen con exactitud matemática
donde radica la verdadera historia de nuestra querida España.

Sánchez se ha creído que España es de su propiedad, que él es el único dueño señor de esta enorme finca que tiene una extensión de más 550mil kilómetros cuadrados, y dado que todo esta bajo su “ejido”, le ha ordenado al Parlamento que no permita que VOX forme parte de la mesa de esta institución, como es normal en él, desconoce la teoría de Montesquieu, de los tres poderes independientes, el ejecutivo, el legislativo y el judicial.
Su deficiente “mentalidad” lo llevan a cometer estos gravísimos errores, que observados desde fuera causan risas y rechazos.

Cuando hace unos años se reconoció legalmente a PODEMOS un partido de “-izquierda radical y extremista-“, cultivado en la dictadura de Chávez, nadie alegó su posible “-inconstitucionalidad-“, ya que todos sabíamos que su ideología era rupturista, y su comportamiento totalmente “-dictatoriales-“. El trío, Monedero, Iglesias y Errejón, alimentados en el “-chavismo-“ más insolente y “-putrefacto-“, llegaron a España con la misma idea de implantar una nueva “-Shipras-“ a la griega, pero se olvidaron que los españoles no somos los “-griegos-“, y que nuestro “-quijotismo-“ y patriotismo no tienen parangón en la historia universal.

Es indudable VOX llegó para quedarse, para tirarle en cara a estos que quieren romper España, su crueldad y su maldad, su egolatría, y la mala imagen que dan como políticos. Nunca nuestro pueblo estuvo en peores manos donde la ideología de estos “memos”, si la tienen cosa que dudo, no es gobernar al pueblo sino “subyugarlo”, desposeyéndolo de sus derechos fundamentales, convirtiéndonos a cuantos aquí vivimos en unos “parias”, mientras que ellos viajan, en aviones militares, helicópteros, coches de lujos dándose la circunstancia que muchos de estos viajes, son considerados como secretos de estado.

El 28 pasado VOX dio su segundo “aldabonazo”, y entró en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo por la puerta grande, obteniendo más de veinte diputados a pesar del posible “pucherazo”, que muchos politólogos así lo refieren, y que millones de españoles pensamos que así fue. El resultado electoral se nos antoja “falaz”, donde pesar del éxito de participación, la cantidad de papeletas nulas alcanzan unas dimensiones que distorsionan la realidad de unos comicios de cuya honestidad dudamos millones de españoles.

España cada día que pasa, va perdiendo aquella forma de saber estar tan alabada en todo el mundo, los españoles éramos admirados y estimados, ser español era todo un orgullo, y al pasear por las calles la gente nos admiraba, y en más de una ocasión manifestaban con respeto, -ese que va ahí es un español-.

La marca España tiene que volver a ser lo que fue, un distintivo donde se condensaba la inigualable historia de un país adelantado, descubridor de nuevos mundos a los que llevó su cultura y su sabiduría, y dejar de ser este ínfimo reducto, donde por “mor” de unos gobernantes inadecuados, nuestra España ha dejado de ser el norte verdadero, y su hidalguía, y su unidad territorial pisoteada y mancillada por uno verdaderos indeseables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *