La ruta de la muerte

Es evidente que hablar de inmigración es un “tabú” en España ya que son muchos compatriotas los que presumen de ser “humanitarios” término que defienden posiblemente sin saber su significado, y te pueden insultar e incluso agredir, si dices algo relacionado con tan controvertido “problema” tildándote de xenófobo algo que no soy, sin pensar o sin saber que en lo que va de año han llegado a España 18.021 inmigrante un 9,5% más que en todo el 2020, y que las muertes que se están produciendo en esta travesía alcanza ya un número –alarmante-, hombres, mujeres, jóvenes, incluso bebes y nadie toma la decisión de hacer algo al respecto, es evidente que el “inadecuado” ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá Belmonte no esta “capacitado” para resolver este grave problema que venimos sufriendo desde hace algún tiempo, dada su total inoperancia política y personal.

Atender a los que llegan de una manera tan poca ortodoxa a Gran Canaria o a otras islas es una obligación, y así lo hacen las instituciones (Guardia Civil, Cruz Roja, Protección Civil…..) a pie de la “escala” de los buques de –Sasemar- (Salvamento Marítimo), cuando realizan un rescate en alta mar, en algunos casos a muchas millas de distancia, “-pero estos españolitos con cargos políticos-”, que obvian sistemáticamente la inmigración, desconocen los datos de la cantidad de muertes que se producen en esta travesía que yo denominó como la Ruta de la Muerte-“, que muchos de estos infelices inician a cientos de millas de origen, buscando con ansías, tener una vida mejor, y a la que no llegan muriendo en el intento.

Acabo de leer un trabajo realizado por Antonio Morales, Presidente del Cabildo de Gran Canaria en maspalomasahora.com que no tiene desperdicio, llama la atención de manera razonada y con una lógica meridiana el total abandono del gobierno relacionada con la inmigración que se ha convertido en toda una “lacra” a la que hay que ponerle “coto”, articulando las medidas legales necesarias que eviten esa llegada masiva de esta gente que huyen del hambre, y de la inestabilidad que se
viven en sus países de origen.

Los buques de “Sasemar” recorren en algunos casos hasta 600 millas náuticas desde sus puertos bases, para rescatar, en algunos casos a un buen número de inmigrantes, encontrándose en algunos casos con la lamentable situación de que algunos están muertos, mi pregunta es a quien corresponda, ¿tiene para ustedes menos valor un ser humano que las –trapisondas- que están haciendo constantemente, que no tienen tiempo de analizar que la -ruta canaria o de la muerte como yo la llamó mata diariamente a más de un inmigrante “es como un goteo constante”, y el ministro Escriva sigue estando en la luna de Valencia, que tiene que ocurrir para que este sujeto que siendo titular del área de inmigración haga algo al respecto, si su –nefasta capacidad intelectual se lo permite-?.

Ayer 22 de los corrientes un nuevo rescate con dos –bebes- muertos, es algo incesante, es raro el día que los buques de salvamento marítimo que retornan a sus bases con un número bastante importante de inmigrantes a bordo, no vengan entre los mismos dos o tres fallecidos. El puerto de Arguineguín en el sur de Gran Canaria esta saturado, y es un fiel testigo de cuanto esta aconteciendo al respecto, en algunos casos incluso se encuentran cadáveres flotando en estado –putrefacto-, sin embargo nadie habla de estos -patéticos accidentes-, que se pueden paliar mediante la formulación de una Ley que no permita la navegación por esas aguas que son extremadamente peligrosas, dada las variaciones constantes de sus mareas influenciadas por las corrientes de aguas frías procedentes del golfo.

Una vez más máspalomasahora.com comunica que dos ONGs, “Caminando Fronteras y Alarm Phone”, informan, que 14 personas han muerto en una patera a 500 kilómetros de las islas, y que gracias a la intervención del Salvamento Marítimo marroquí la tragedia no tuvo un final mucho más grave, muriendo posiblemente todos los que venían a bordo.

La ingratitud y la ausencia total del afecto que el gobierno pueda tener con unos congéneres, sean marroquíes o subsaharianos, son seres humanos y sus vidas elocuentemente tienen una validez que no se puede poner en tela de juicio. Según las estadísticas el reparto porcentual de los subsaharianos que se arriesgan a realizar esta ruta llegando a los diferentes puertos españoles son aproximadamente son los siguientes;

“-Nigeria 61,8%; Camerún 10,2%; Ghana y la Republica Democrática del Congo 8,1%. Entre los musulmanes destacan Mali 39,5% y Guinea Bissau 27,5%-“. De momento no hay datos fehacientes relacionados con los oriundos de Marruecos y otros países de la zona, Mauritania, Argelia, Tunez, incluso últimamente están llegando inmigrantes desde Bangladesh, un país ubicado al sur del continente asiático, que para llegar a nuestras costas tienen que atravesar el Canal de Suez, así como todo el mar Mediterráneo, es muy posible que exista un “fletamiento” de embarcaciones de mayor envergadura, tonelaje, eslora, manga y mucha más fuerza motriz en sus maquinas, para poder realizar esta travesía tan larga y complicada, y cuyos gastos correrán a cargo de esas mafias que se dedican a este transporte de humanos, percibiendo por ello grandes sumas de dinero.

Juan Dávila-García.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *