Las ansias desordenadas de Antonio Morales

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, estimo al menos desde mi punto de vista padece un síndrome de -ansiedad desordenada-, y son muchos los grancanarios que piensan igual que yo, los verdes le han hecho mucho daño al decirle utilizando un término muy usado en Tenerife –mándese a mudar-, primero y siendo alcalde de Agüimes -abogaba por las energías renovables, ya como presidente del cabildo dio rienda suelta a esas apetencias creando en algunos sitios unos -verdaderos bosques de torres portando aerogeneradores- sin respetar el medio ambiente, y atentando contra los endemismos -vegetales y avifaunisticos-, como ocurrió en los Llanos del Matorral en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana hace algún tiempo.

Ahora su pasión es la de hacer –un parque nacional marítimo terrestre que según sus escritos ilusiona en Gugui-. Cada vez que surge algo de estas características y similares, o aparecen –indicios- de la existencia de un posible -yacimiento arqueológico-, se vuelca de tal manera en –reivindicar su posible valor-, teniendo como premisa de ese –involucramiento- el pueblo gran canario de que se trate, ya que si el mismo no es de su -vitola política- la implicación de la institución que preside es bastante menor que si así lo fuera.

Pero antes de una manera –irracional y desproporcionada- a invertido fondos del cabildo en cuantas reformas se han llevado a cabo en la Cueva Pintada de Gáldar, a la que además de la ha dado la denominación de -museo-, confundiendo la –velocidad con el tocino-, al hallazgo en Guía de un -ingenio azucarero que data del siglo XV, que se sepa no le ha dado mayor importancia-, al menos como la que le ha dado al -Risco Caído en el término municipal de Artenara-, insistiendo ante la UNESCO para que fuera nominado -monumento de la humanidad-.

Conoce el señor Morales la antigüedad del Cenobio de Valerón, conocido también como se vera como Agadir de Valerón, situado en el municipio de Guía de Gran Canaria, decirle que data desde el –Mioceno-, “-que una parte en que se divide la era Cenozoica. Abarca desde el final del Oligoceno (hace aproximadamente 23 millones de años) hasta el principio del Piloceno (hace aproximadamente 5,3 millones de años). Que según consta en la Historia General de Canarias escrita por José de Viera y Clavijo, es la pieza arqueológica más antigua de Canarias, al igual “-que dice que Guía es el pueblo más culto e ilustrado de la isla después de Las Palmas-“. Sin embargo esta ahí semi abandonado, hace algunos años se iniciaron unas obras con el objeto de resaltar el -valor arqueológico del citado- enclave, las obras se abandonaron y solo queda una escalera de acceso a las más de 300 cuevas que lo conforman, que suele ser visitado por gran cantidad de turistas dada su exuberante belleza.

¿Ha oído hablar el presidente del cabildo y los técnicos cuya misión es velar por la integridad y regeneración de cuantos yacimientos de este tipo existen en la isla?. Tengo en mi poder un documento, editado por el Boletín de la Real Academia de la Historia, relacionado con el Tagóror del Gallego, en la isla de Gran Canaria, donde el señor Director de la citada Real Academia, le encarga al señor don Antonio Blanco Freijeiro, de informar el expediente de declaración de Monumento Histórico-arqueológico del llamado “Tagóror del Gallego ubicado en la isla de Gran Canaria”. El académico que suscribe tiene el honor de manifestar lo siguiente:

“-Aplicase el término de –Tagóror- a los lugares de reunión y asambleas ceremonial de los aborígenes canarios. El que aquí nos ocupa está situado en lo alto del cerro denominado Montaña del Gallego, término municipal de Guía, y a espaldas del Agadir de Valerón, en la citada isla de Gran Canaria-“.

Descubierto en 1939 por don Sebastián Jiménez Sánchez, éste lo describe así “-se trata de un tagóror de tipo único hasta el presente, formado de seis toscos asientos, labrados en la propia toba basáltica de la cima de la montaña y provistos de sus espaldares correspondientes (como una especie de sillería de coro, añadiríamos, nosotros a la vista de las fotografías y dibujos que acompañan al informe del Museo Canario…..)-“, que fue quien solicitó el estudio sobre el citado monumento arqueólogo.

El Tagóror del Gallego, forma parte, sin duda, de un conjunto más amplio, integrado por el granero fortificado llamado Agadir o Cenobio de Valerón y las cuevas naturales y artificiales que brindaban habitación y sepultura a la población aborigen de la zona.

Dado el carácter de único que tiene el Tagóror del Gallego, el Académico que suscribe estima conveniente su salvaguarda y aconseja sea declarado –monumento histórico-arqueológico Provincial, pero con todo, la Academia resolverá lo más acertado. Madrid, 25 de mayo de 1983. (Aprobado en la Junta de 03-VI-1983).

Actualmente el citado Tagóror esta totalmente irreconocible, la suciedad existente en el mismo no deja ver nada de su construcción primigenia, dándonos la sensación de que en el lugar jamás ha existido obra alguna, lamentablemente como siempre digo los yacimientos existentes en Guía son obviados por la primera autoridad provincial, así como también por las autoridades que rigen los designios de nuestro pueblo, que no tienen la valentía de exigirle al cabildo, que se involucre en atender estas obras ancestrales, cuya belleza y valor arquitectónico no tienen nada parecido en el resto de los pueblos de la isla, espero que la -Asociación Guía se respeta-, hagan lo que proceda para que estas anomalías sean remediadas a la urgencia posible. El documento citado, editado por la Real Academia de la Historia que obra en mi poder, esta a disposición de cuantos –guienses- me lo soliciten.

© Herederos de Antonio Blanco Freijerido.
© De la versión digital, Gabinete de Antigüedades de la Real
Academia de la Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *