“Las Campos el fracaso de una saga“

En los últimos tiempos Las Campos, María Teresa, Terelu, Carmen Borrego Campos y Alejandra, han ido perdiendo la poca credibilidad que les quedaba, a la abuela el -arroz se le ha pasado-, y su –cache- ha caído en lo más profundo del abismo, su –idílica- relación sentimental con –Bigote Arrocet- fue el detonante que la llevó a -tocar fondo- como presentadora de más de un programa televisivo, que en un momento de su vida la aupó a lo más alto del -ranking televisivo-, proclamándola con la –reina de las mañanas- donde su programa era el más visto por lo televidentes en esa -franja horaria-, hasta que surgió Ana Rosa Quintana, periodista, con un aire más -fresco y renovador-, apeándola del pedestal donde estuvo aupada durante muchos años.

Las –Campos. Borrego Campos, han dejado de ser las niñas mimadas de Tele5-, desde que su madre perdió ese –caché- que mantuvo algunos años, estas jóvenes han perdido ese -valor inapropiado- con que se las evaluó durante algún tiempo, ahora lucen como unas -simples comparsas- en programas como –Viva la vida-, donde su participación no tiene ninguna relevancia dada la poca calidad televisiva que se observa en el mismo, aunque se trata de un –calco- de otros programas propios de esta cadena apelando a los mismos criterios de Sálvame, –criticas, difamación, información en algunos casos fraudulenta-, cuyo fin es hacer el más daño posible a las familias y a las personas que ese día tienen la desgracia de ser –analizadas-, como esta ocurriendo con la familia Flores al completo.

Los españoles aficionados a ver estos programas –infames- por su contenido, se frotan las manos de satisfacción cuando los presentadores Jorge Javier Vázquez y Carlota Corredera, -un ser repulsivo que debería ser apartada de este y otros programas, dada su insulsa figura y absurdo parlamento-, inician el mismo incitando a los colaboradores a crear ese -ambiente nefasto-, donde la familia o persona elegida para ser analizada, es vilipendiada, alentando además a los “-colaboradores presentes en el plato-“, para que busquen los –posibles trapos sucios que le puedan afectar a esas personas-, para airearlos y difundirlos, dándose la circunstancia que en algunos casos los mismos no se ajustan a la más estricta realidad.

Las Campos se han involucrado junto a otros seres de dudosa -catadura moral….. o fracasados-, con el objeto de apoyar a Rocío Carrasco en ese mal llamada –docuserie-, que la Justicia debió prohibir desde que esta señora dio a conocer el contenido de la misma en su primera comparecencia en tele5.

La familia Campos o Borrego Campos ha -perdido el norte-, donde María Teresa a sus años ni -pincha ni corta-, y las dos –celebridades- de sus hijas Terelu y Carmen, carentes de la -capacidad intelectual- necesaria para destacar en esto de la comunicación, se han visto forzadas ha comparecer, -para intentar seguir manteniendo ese status que honestamente nunca tuvieron al menos como profesionales de este medio-, al programa de Gema García “-Viva la vida-“, aunque solo sea para salvar los muebles.

Kiko Matamoros a hecho un comentario que desde mi punto de vista tiene mucha enjundia, cuyo contenido se presta a muchas lecturas, dijo textualmente, “-desde el primer momento Fidel Albiac fue mantenido por la Carrasco-“. Es de todos conocidos que a los –gitanos- eso de trabajar no se les da muy bien, y partiendo de esa premisa Fidel no iba a ser una excepción, ahora analizando en profundidad ese comentario de Matamoros, los –intelectuales- colaboradores que participan en Sálvame, deberían hacer sus –cábalas- y buscarle la lectura más apropiada a est,a relación Albiac -Carrasco, ya que todo es –investigable- para estos señores que se sientan en Sálvame, poniendo en marcha los –móviles- y a los –acosadores- que tienen como enviados especiales, en muchos lugares de España especialmente en Madrid y Andalucía.

Alguien se preguntara ¿quiénes son estas –eminencias algunas fracasadas- que junto con las Campos apoyan a la Carrasco?, decir al respecto -que algunos presumen de ser periodistas de profesión, sin embargo jamás han publicado un trabajo en la prensa digital o de papel, se han dedicado a vivir de los beneficios que les renta sus comparecencias en estos “-abominables-“ programas de tele5.

Entre las -supuestas periodistas-, figuran, Isabel Rabago, Belén Rodríguez, Paloma Cuevas, Ángela Portero, y entre los fracasados/as, Alba Carillo, Sofía Suescun, Enrique del Pozo, cuyos comportamientos deberían ser investigados ya que -donde menos te lo esperas salta la liebre-, ahora que cada uno opine lo que quiera, eso si razonando con lógica todo lo referido a este -tumultuoso affaire-, Flores-Carrasco. Juan Dávila-García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *