Las Palmas de Gran Canaria, Cabildo y Ayuntamiento dos instituciones perniciosas e indolentes

Si analizamos el comportamiento de las instituciones citadas, tendríamos para estar escribiendo varios días, ya que el comportamiento de ambas con Morales e Hidalgo al frente, ha sido evidentemente –dañinas- para los grancanarios en general caso del primero, y perniciosa en el segundo para los habitantes de la capital.

Los gobiernos de ambas instituciones son –idénticos en cuanto a su formación-, donde la participación del Partido Socialista y Nueva Canaria, con su mayoría, han convertido a estas –instituciones- en unas –vulgares caricaturas- de lo que siempre fueron.

La altura política de ambos lideres esta siendo cuestionada por la mayor parte de la ciudadanía por su –perniciosidad e indolencia-, solo buscan su -reconocimiento personal-, obviando las necesidades existentes en la isla y en Las Palmas, donde el paro, la hambruna, y la pobreza se han instituido con un realidad tal donde los –pedigüeños- abundan en todas la esquinas restándole importancia a la categoría de gran ciudad que siempre ha revestido a nuestra capital.

Estos gobernantes –imbuidos- en gastar dinero a manos llenas en obras y otras cosas que no son necesarias, han olvidado que son los ciudadanos los que los aúpan a esos cargos que desempeñan de forma tan nefasta, y no se gastan ni un euro para erradicar esta indigencia tan acuciante que -conocen pero que ignoran-.

Morales el –paladín- de las energías renovables se cree un –iluminado-, empezó sembrando la isla de –aerogeneradores- sin respetar los ecosistemas, arremetiendo contra todo y –contra todos-, en algunos casos arremetiendo contra los endemismos propios de nuestra isla, rompiendo en muchos casos los periodos de incubación o el desarrolló de las crías de algunas aves que habitaban en los Llanos del Matorral en el termino municipal de San Bartolomé de Tirajana, especialmente de las –hubaras y las calandrias-, su forma de actuar es más propia de un –cacique- que de un demócrata, con el agravante de ser miembro de un partido político de izquierdas, en algunos casos más radicalizados que el mismo Podemos.

Morales sigue empecinado en construir una -central hidroeléctrica- aprovechando las presas de Chira y Soria, para crear algo semejante a un -salto de agua-, tan abundantes en la península aprovechando los grandes embalses construidos en los cauces de los ríos más caudalosos, y lo va a llevar a cabo contra la voluntad de la ciudadanía que no ha sido consultada al respecto, sin embargo las Plataformas Salvar el Barranco de Arguinguín….. y Chira-Soria, no se lo van a poner muy difícil ya que están dispuestas ha manifestarse cuantas veces haga falta, e incluso hablan de realizar –huelgas generales-.

Además del clamor popular esta obviando cuanto le dicen los técnicos expertos en estos temas, que ya han manifestado por activa y por pasiva que la seguridad existentes en ambas presas no es la más optima para realizar una obra de esta envergadura, no –niegan- que se puedan generar unos daños -colaterales e irreversibles- barranco abajo, donde el peligro creado pueda atentar -anegando el pueblo de Arguineguín o infligiéndole al mismo y a sus habitantes un daño de bastante más gravedad-.

Por su parte el –ínclito- alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo tiene a la capital totalmente abandonada, la suciedad brilla por doquier, y la inatención a la mayoría de sus barrios es el pan de cada día, todas las Asociaciones de Vecinos le están pidiendo que haga algo para adecentar y reparar las calles de los mismos, donde la limpieza y los destrozos de las mismas ponen en peligro la supervivencia de muchos de sus habitantes, agujeros, y hoyos que no se reparan, calles que necesitan ser asfaltadas, su desatención a la policía y a los bomberos, que carecen del –material imprescindible- para poder cumplir la misión que les corresponder realizar, vehículos obsoletos y en malas condiciones, nuestra ciudad una de las más importantes de España, ha perdido su encanto por la mala gestión que viene realizando usted y la corporación que preside.

El cinismo de Augusto Hidalgo y de sus adláteres, llamados Doreste, Ramírez, Quevedo (percibiendo dos emolumentos el de diputado nacional y el de concejal en el ayuntamiento capitalino), no tienen el mínimo atisbo de dignidad o si se quiere de vergüenza política.

Como ya he manifestado, cuando la policía local y los bomberos anuncian que no disponen de los medios necesarios para poder realizar las misiones que tienen encomendadas, Hidalgo anuncia que va a invertir más de 8.2 millones de euros en el intercambiador de la –metro guagua- en Hoya de la Plata y más de 20 millones en la estación de Santa Catalina, algo que me resulta demencial, pero así funciona la política en España en las ciudades gobernadas por estas -coaliciones de izquierdas-, y que juntos con el gobierno central, son las culpables de la decadencia –irreversibl
e- que estamos viviendo, y que si alguien no lo remedia terminaremos convirtiéndonos en un nuevo Perú, leninistas, troskistas y stalinistas, y pronto el terror se apoderara nuevamente de nuestras calles como ya ocurriera.

Recordarle a Augusto Hidalgo que los bancos de la Avenida Marítima están todos destrozados, y que ya han ocasionado más de un –accidente- entre los paseantes que se dan cita en esta avenida, donde muchos ciudadanos de Las Palmas suelen ir a pasear, que haga algo al respecto y se deje de -practicar la indolencia más nefasta y dañina que ha sido la –protagonista- más significativa de su mandato. Juan Dávila-García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *