Llenar el Gran Canaria

Es lógica la preocupación de la directiva de la UD Las Palmas por intentar llenar más el estadio Gran Canaria. Los grandes claros que había, por ejemplo, en el partido con el Real Madrid es un claro síntoma de que algo está fallando. Un fallo que no hay que achacar a la respuesta de un equipo que invita a acudir a verlo por el juego que está desplegando. El fallo habrá que buscarlo en otros factores.

Un primer factor podría estar en la política de precios que se está aplicando ya que, además de ser muy caros para muchas personas, hay otros detalles que pueden contribuir a alejar a muchos aficionados, bien a su pesar. Un ejemplo de ello lo tenemos en la actual campaña que permite a los abonados sacar otra entrada a mitad de precio. Lo que no se dice es que un abonado adulto si quiere sacar una entrada infantil no lo puede hacer porque la entrada infantil a mitad de precio sólo la puede sacar otro abonado infantil. Con lo que, por ejemplo, si unos abuelos quieren llevar a sus nietos pequeños tienen que pagar por ellos como adultos.

Con respecto a los abonos infantiles habría también que poner en cuestión el por qué abarca sólo hasta los ocho años cuando, por ejemplo, en las actividades deportivas la categoría infantil es hasta los catorce. Edad también que supone todavía una dependencia económica absoluta con respecto a la familia. No sólo hay que fomentar la cantera de jugadores, también hay que fomentar la cantera de aficionados, que, además, tendría la ventaja de contribuir a ofrecer a la gente joven una distracción que no gire exclusivamente en torno al uso de los dispositivos móviles.

Para la política de precios, sugiero la posibilidad de que a cualquier persona que quiera acudir a un partido, se le aplique el mismo precio que ese partido le sale a un abonado. Algunos dirán ¿qué ventajas tiene entonces ser abonado? La ventaja está en poder tener reservado su sitio durante toda la temporada que entiendo quizá no sea suficiente, por lo que habría que dar a los abonos un valor añadido potenciando aún más los descuentos en establecimientos cotidianos como los de alimentación, etc., que los hagan más atractivos.

Llenar las gradas del Gran Canaria no es fácil porque ya no basta con el atractivo de ver un partido. Eso era antes cuando no existía la posibilidad de verlo por televisión cómodamente sentado en un sillón o compartiéndolo con familiares o amigos y teniendo, además, la posibilidad de ver las jugadas con más claridad, con repetición y, encima, más barato. Esa es la realidad y ante la misma hay que tratar de buscar soluciones que van más allá de apelar a los sentimientos hacia el equipo. Esos sentimientos son la base importantísima sobre la que cimentar otras acciones complementarias que inviten a ir al Gran Canaria.

Una de esas acciones complementarias podría pasar por mejorar los servicios de las cafeterías todas las cuales, por ejemplo, no tienen bebidas calientes. También se podría pensar en desarrollar atracciones y sorteos dentro del estadio antes y en el descanso de los partidos. Se podrá decir que ya existen atracciones en la denominada “Fun zone” pero esas atracciones no garantizan que el cien por cien de las personas que acuden a ellas entrarán luego a ver el partido y, por otra parte, están ocupando un terreno que podría servir para aparcar los coches de los aficionados que vienen del interior de la isla que actualmente tienen que acercarse al estadio con bastante antelación o aparcar muy lejos. Los de la capital tienen la ventaja de disponer del servicio de guaguas.

Tendrá, por tanto, la directiva de la U.D. Las Palmas que echarle imaginación al asunto si quiere que esa preocupación por ver a más personas en los partidos deje de serlo y que el Gran Canaria se llene a pesar de las alternativas más cómodas y más económicas que ahora mismo se les ofrece a unos aficionados y lograr así hacer realidad lo de que “juntos somos mejores”

Comparte este artículo....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *