Lomo Magullo vive este domingo la tradicional Traída del Agua

La cuadragésima novena edición de la popular ‘Traída del Agua’ pondrá fin este domingo en el barrio teldense de Lomo Magullo a las Fiestas de las Nieves 2017, que se han desarrollado con numerosos actos desde el pasado 28 de julio.

El día grande para los vecinos de Lomo Magullo comenzará, como es habitual, a las 7:00 horas con la Diana Floreada, antes de que a las 12:00 horas se produzca la habitual explosión de diversión, con el agua como protagonista, con miles de personas llegadas desde múltiples puntos de Canarias y también desde fuera del Archipiélago.

El dispositivo de seguridad para el evento, coordinado por el concejal de Seguridad y también de Festejos, Juan Martel, estará compuesto por más de 70 efectivos, y contará con la presencia de la Unidad Especial de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía; 3 unidades de soporte vital básico; 1 unidad de soporte vital avanzado y un puesto sanitario avanzado con personal facultativo. La carretera principal de acceso a Lomo Magullo se cerrará desde las 9:00 horas, por lo que sólo podrán transitar por dicha vía las guaguas y los residentes acreditados. Se recomienda el uso del transporte público.

La Traída del Agua es uno de los actos con más arraigo de la Fiesta de las Nieves de Lomo Magullo, barrio de las medianías del municipio de Telde.

El próximo año se cumplirá el 50º aniversario de esta singular celebración. En 1968 un grupo de jóvenes, preocupados por recuperar las tradiciones y resaltar las singularidades de la vida local, tuvieron la idea de acudir a elementos propios de la actividad local. Observaron que un elemento esencial de sus vidas era todo lo relacionado con el agua; además, era una forma fácil de diversión, aspecto fundamental en toda festividad.

Desde muy temprano se celebra una Diana Floreada, que recorre todo el pueblo con sus alegres sones. Al mediodía se concentran los participantes en la plaza de Nuestra Señora de las Nieves, y se inicia el repique de campanas. El estruendo de un volador marca el inicio del recorrido junto a la música de la Banda de Agaete, seguida de los participantes. Se baja por la calle de la Virgen hasta la llamada Vuelta de los Pérez, donde está la acequia, para coger el agua. A partir de aquí, se sigue por la carretera junto al cauce para irse proveyendo de agua y rociarse los participantes ente sí. Se sigue todo el recorrido hasta llegar a la iglesia, donde se rocían las paredes. Posteriormente, en la plaza continúa la celebración.

La singularidad de esta fiesta ha traspasado nuestras fronteras y es objeto de atención de medios de difusión de los más apartados lugares del mundo.

Comparte este artículo....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *