Los cerqueros y la esquilmación

A modo de proemio o exordio, me gustaría iniciar este trabajo haciendo si se me permite la siguiente reflexión:

“-Existen ministerios, consejerías regionales e insulares y concejalías, que dada sus especificidades cualquiera no puede ejercer en la mismas como los máximos responsables. En el caso que nos ocupa, como veremos, -la pesca-, como tal tiene unas connotaciones muy especiales, por que lo quienes deben regir la misma tendrían que ser profesionales del medio sin tener para nada en cuenta “-la estética-“ de la persona elegida, más ahora cuando está tan de moda que hasta los parlamentarios asisten a las sesiones bastante “-mal-“ arreglados, impresentables –diría yo-, posiblemente esta elección también le afecte a la agricultura y la ganadería-“.

Desde siempre, la pesca ha sido el sustento de millones de personas en el mundo, especialmente de los que habitaban en las zonas costeras, que con una serie de métodos bastante rudimentarios, -así nos parecen en la actualidad-, pero aquellos primeros habitantes les prestaba un buen servicio, encañizadas….. y otros medios que surtían el efecto deseado, ganándole así al mar las capturas suficientes para poder subsistir. Canarias con sus ocho islas, algunas dedicadas a la pesca de altura y artesanal con muy buenos resultados, la Graciosa por ejemplo tiene justa fama por poseer desde tiempo inmemoriales excelentes profesionales. El mar se ha convertido con el paso de los años, en la despensa inagotable, a la que recurrimos siempre, para paliar las necesidades de mucha gente.

Los Océanos, los mares, incluso a los que la IHO (Organización Internacional Hidrográfica), los califica como –endorreicos-, ya que son cerrados y no tienen salida hidrográfica a los océanos y a los mares abiertos. Citar entre estos el mar Caspio, el de Aral, e incluso el mar Muerto, cuya salinidad es tan alta, que las personas que se bañen en el mismo nunca se hunden aunque no sepan nadar.

El agua ocupa en nuestro planeta casi el 80% de su extensión, la salada y la salobre, en ambas se puede practicar la pesca, donde la incidencia de los mares abierto en general es superior a la que pueda acreditar los cerrados, por consiguiente la riqueza ictiológica (de ictiología, parte de la zoología que estudia a los habitantes del mar) de los océanos se calculan en millones de especies, muchas descubiertas y otras no, mientras que en los endorreicos la vida animal es menor importante.

Canarias al tener una gran cantidad de kilómetros de costa, siempre ha tenido virtuosos profesionales relacionados con la pesca, que han destacado a todos los niveles dado sus –exuberantes conocimientos pesqueros, náuticos, de observación de los diferentes cardúmenes (grupos o bancos de peces), y su localización-, en aquellos años sin los medios técnicos que existen actualmente, que hacen que la practica de la pesca sea bastante menos sacrificada, y más eficaz.

Estos “-sabios-“, tendrían que ser los apropiados para desempeñar estos cargos, y no los “-ignaros-“ puestos a dedo, que algunas casos no saben diferenciar, -una ballena de una sardina-, “-expresión muy utilizada por los hombres de la mar para definir a los políticos que llevan estas áreas-“.

Estos profesionales han escrito excelentes textos de aplicación a las enseñanzas marítimas pesqueras, como han sido: Héctor López Hernández, Piloto de Primera clase, Licenciado en Filosofía y Letras, profesor durante 30 años de la Escuela de F. P. Marítimo Pesquera del ISM de Las Palmas o Salustiano E. Suárez del Rosario, Patrón de Pesca de Altura, (con muchos años de navegación en barcos pesqueros), Piloto de Primera clase de la Marina Mercante, Profesor durante algunos años de la Escuela citada anteriormente.

El señor López Hernández ya había realizado en los años sesenta del pasado siglo un amplio estudio, de los –“-Bancos de la Dacia y de la Concepción-“, ubicados al noroeste de la Graciosa, que tuvo un éxito extraordinario, y junto al señor Suárez del Rosario en al año 2001 publicaron el “-Manual para Patrón Local de Pesca-“, con más de 300 paginas, y una gran cantidad de dibujos y fotos, muy prácticos para el ejercicio de esta profesión, texto usados por muchas Escuelas de España en la actualidad.

Los Reglamentos que regula la Pesca a nivel europeo, nacional y regional en cada país y sus autonomías, suelen ser revisados y cambiados con relativa frecuencia, donde priman los intereses de las citadas instituciones. La Comunidad Europea es la que firma los convenios pesqueros con terceros países, que cada año exigen más a los armadores propietarios de los barcos y las Cofradías a las que pertenecen.

Los pescadores canarios están sufriendo en sus carnes, los inadecuados convenios que se firman con Marruecos, Mauritania y el Senegal, que reducen las cuotas de capturas a su antojo, que genera que muchos barcos queden en paro, y las familias de estos profesionales pasen necesidades por la falta de los medios económicos que sus maridos, hijos, o hermanos no perciben al no trabajar en su oficio de toda la vida la –pesca-.

Ayer día 24 de los corrientes, el periódico Canarias7, recogía unas declaraciones del Patrón Mayor de la Cofradía de Arguineguín, que comentada que de seguir las cosas así la citada cofradía, iba a tener despedir a algunos miembros de su personal, ya que la capturas de los “-escómbridos-“, -atunes y afines-, estaba bajo mínimos motivado por la forma –irracional- que estaban llevando a cabo unos -buques cerqueros-, que no permitían la subida de estas especies a sus caladeros tradicionales usados toda la vida por sus barcos artesanales, inclusos estos cercos están impidiendo la circulación migratoria de estas especies, que frezan en junio haciendo la puesta de un número indeterminado de huevos, naciendo las larvas que son pelágicas, en una profundidad máxima de 200 metros, a los dos días.

Es más que posible que la actuación de estos cerqueros retrasen estos ciclos biológicos de la reproducción, de estas especies, que el ICCAT(Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) no debería permitir.

La “-pesca al cerco-“, consiste, en –cercar- a los cardúmenes, como se hizo hace algunos años con las famosas- manchas, ubicando a los mismos en el lugar donde pretenden ejercer el cerco, labor que realizan las “-pangas-“ unas pequeñas embarcaciones con motores de gran caballaje, seguidamente cierran el fondo de la red capturando el total de la pesquera. Para llevar esta acción usan redes de 250 a 1000 metros de longitud y uno 50 de ancho, que flota y al pasar los peces inmovilizados se cierra, impidiendo la salida de los individuos atrapados o cercados.

Las Cofradías de Pescadores de Canarias deberían exigirle a las autoridades nacionales y regionales, le sea permitido llevar a cabo la creación de una Ley Anexa, a estas, especialmente a la europea, que le permitan legislar con arreglo a la idiosincrasia y características de nuestras pesqueras, que siempre han tenido un desarrolló positivo, pero que ahora con la actuación de estos cerqueros, a los cuales no se les pueden acusar de que estén obrando ilegalmente, pero si lo están haciendo irracionalmente cargándose los stoks, esquilmando los fondos marinos, y poniendo contra las cuerdas la supervivencia del ecosistema marino, ya de por si sobreexplotado.

Por consiguiente pontificó desde aquí, que los responsables de esta área debería ser un pescador cualificado, -que siempre sabrá hacerle frente a cualquier incidencia relacionada con la pesca-, y nunca un político designado a dedo, desconocedor de la industria pesquera, de la que dependen directa e indirectamente miles de familias, y que de una vez para siempre se acaben con estas ingerencias totalmente ruinosas para el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *