Los tres acusados de prevaricación en el ‘caso Calero’ quedan absueltos

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas dio a conocer ayer, martes 20 de septiembre de 2016, la sentencia absolutoria que declara inocentes y absueltos de toda responsabilidad criminal a Juan Fermín Peñate Suárez, Félix Santiago Machín Hernández y José Luis Mena Santana, imputados en el Caso Calero, de los delitos de prevaricación y falsedad en documentos públicos, tras la acusación llevada a cabo por Miguel Ángel Rodríguez Santiago.

La investigación del caso, procedente del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Telde, comenzó en 2009 llevada a cabo por la Policía Nacional tras la denuncia de Rodríguez Santiago, titular de una vivienda en el Calero Alto. El vecino acusaba a los tres absueltos de irregularidades urbanísticas para intentar desplegar una parcela de 3.500 metros cuadrados en el Calero durante el mandato municipal de 2007 a 2011.

De esta manera, se inició la apertura del estudio del caso que culpó al entonces jefe de Urbanismo José Luis Mena, al inversor inmobiliario Félix Machín y al topógrafo Fermín Peñate, de ponerse de acuerdo para favorecer, en el proyecto a llevar a cabo en el barrio teldense, a la empresa Telpan Sociedad Anónima, administrada por Machín.

El abogado de Miguel Ángel Rodríguez Santiago, José Manuel Rivero, pedía para los implicados pena de prisión y el pago a su cliente de 90.000 euros por daños morales. Así, calificó los supuestos hechos llevados a cabo por los tres acusados de delitos de prevaricación administrativa, falsedad de documentos público y falsedad de uso y estafa. Acusaciones de las que, finalmente, ayer se supo que quedaron completamente absueltos tras la sentencia dictada.

A pesar del resultado final respecto al caso, los magistrados aseguran que existían “sobrados indicios” para que se llevara a cabo la realización de un juicio oral. De esta forma, este tuvo lugar los días 16, 17 y 18 del mes de mayo de este año. Álvaro Campanario Hernández, abogado de Mena Santana, asegura que se trata de una sentencia “que ha tardado bastantes meses en dictarse, pero a través de la cuál hemos obtenido, finalmente, el resultado que esperábamos”.

Tanto el letrado como su cliente confiaban en una sentencia absolutoria, que les quitara de toda culpa, que después de cuatro meses, al fin llegó. “Estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos, ya que eran los que creíamos desde un principio”, determina Campanario firmemente.

Así, el documento oficial, ya en manos del abogado y las distintas partes implicadas, notifica la ausencia de todo tipo de responsabilidad criminal a los acusados y declara “de oficio las costas del juicio devengadas”, a pesar de que la defensa de Félix Machín, José Francisco Jiménez, solicitó que se impusieran las mismas al denunciante por haber incluido los delitos de falsedad de uso y de estafa. Finalmente, la Audiencia desestimó la solicitud.

En la Sentencia, además, se informa a “los ofendidos por el delito” de que, frente a la misma, “cabe preparar recurso de casación ante esta Sala en el plazo de cinco días”, al que podrán acogerse o no en el plazo fijado.

Tras lo pronunciado, mandado y firmado por la Audiencia Provincial de Las Palmas, parece que el caso, que lleva años abierto, por fin se ha resuelto y cerrado. Como es natural, buenas noticias para unos y no tan buenas para otros, aunque un alivio seguro para el municipio que pone, de una vez por todas, punto final a una herida abierta en la localidad teldense. La Provincia/DLP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *