Más por Telde refuta las conclusiones de la auditoría sobre las cuentas de Telde

La formación política, Más por Telde, cuestiona la auditoría realizada por el Gobierno de Canarias donde se valora positivamente la gestión financiera del Ayuntamiento.

Más por Telde, considera que los datos que ellos manejan, vienen a ratificar lo que han mantenido hasta hoy, “la realidad virtual” en la que se haya instalado el tripartito, al mostrarse tan satisfecho, no sólo de lo que ingresa (gestión recaudatoria y esfuerzo fiscal), sino que hace hasta lectura positiva de aquello que no es capaz de gestionar (ahorro y remanente)

“Mayor sacrificio de la ciudadanía por peores servicios públicos, es considerado por el Gobierno como hecho positivo”.


Análisis Auditoría de Gestión de Más por Telde

En el pasado Pleno de diciembre, la Concejala de Economía y Hacienda, por vía de urgencia, presentaba la Auditoria de gestión del ejercicio 2016 realizada por el Gobierno de Canarias.

Las prisas del Gobierno Local y el corto espacio de tiempo para el análisis pormenorizado y detallado de la misma, han impedido que hasta hoy, Más por Telde, no haya podido realizar un pronunciamiento sobre el documento.

Una vez realizado ese análisis, y vista de la euforia mostrada por la Sra. Concejala de Hacienda, en relación al mencionado informe, desde Más por Telde queremos dar a conocer nuestra opinión al respecto.

Una vez más, queremos poner de manifiesto nuestra sorpresa, pues los datos vienen a ratificar lo que hemos mantenido hasta hoy, “la realidad virtual” en la que se haya instalado el tripartito, al mostrarse tan satisfecho, no sólo de lo que ingresa (gestión recaudatoria y esfuerzo fiscal), sino que hace hasta lectura positiva de aquello que no es capaz de gestionar (ahorro y remanente).

En el informe que mide básicamente cinco parámetros sobre la salud económico-financiera del Consistorio, se refleja bien a las claras, que en Telde “somos de primera” en Gestión recaudatoria (99,9 %) y en el esfuerzo fiscal (por encima del 100%). ¡Quién lo diría!, y de tercera en “los servicios” que recibimos a cambio.

Es decir mayor sacrificio de la ciudadanía por peores servicios públicos. Pero, para el Gobierno es un hecho positivo.

También somos muy cumplidores con los bancos, pero seguimos suspendiendo en el endeudamiento a largo plazo, en un porcentaje de 117,9 %, lejos del 70% exigido, lo que obliga según las propias conclusiones del informe a destinar el 50% del Fondo Canario de Financiación municipal, nuevamente, a saneamiento.

Los créditos ICO para pagar a algunos “amiguetes” a cambio de duros planes de ajuste nos tendrán hipotecados hasta el año 2033, la Alcaldesa lo reconoce en su memoria presupuestaria pero no hace nada para corregir las irregularidades.

El informe también contiene otros parámetros, que reflejan bien a las claras la falta de “músculo” en quienes gestionan nuestros impuestos, el Gobierno Local, que son el ahorro neto y el remanente de Tesorería. Estos sobrepasan los límites recomendables, y son los que mejor reflejan la incapacidad de gestión del gobierno encabezado por la Sra. Hernández, pero la Sra. Concejala de Hacienda, pretende convertirlos en todo un alarde de buena gestión. Y es que ahorro y remanente, ¡tenemos de sobra!

El ahorro neto, magnitud que mide la capacidad de hacer frente con los recursos ordinarios, a los gastos ordinarios, incluyendo el pago de préstamos bancarios, se encuentra en Telde en un 29,1 %, cuando lo exigible es del 6% y cuando estaba previsto para este ejercicio un 3,9%.

El hecho de haber sobrepasado las previsiones en 25,2 puntos porcentuales, no viene sino a poner de manifiesto que en Telde se le exige a la ciudadanía un esfuerzo impositivo que se eleva a niveles altísimos de recaudación, que luego no se ve reflejado a la hora de gestionar y ejecutar el presupuesto, esto es, en el gasto, constituyendo una ejecución deficiente.

Un ahorro, a todas luces, inaceptable para una ciudad que requiere inversión en servicios dignos a sus ciudadanos y acorde con el esfuerzo fiscal que se les pide. Pero en Telde, con tanta ineptitud en la ejecución, parecen pretender darle la vuelta a aquello de que “no es mejor gestor el que más ahorra, sino el que mejor gestiona lo que ingresa”. Visto lo visto, aquí se ingresa para ahorrar y no para invertir en mejorar la vida de las personas.

Y por supuesto, ahorramos mucho, es evidente, pero no pagamos a los proveedores, Telde es el municipio de Canarias que más tarda en pagar a los proveedores, los terceros por la cola en toda España. A pesar de ello, para la responsable del área Económica, la Sra. López, la capacidad de ahorro es un dato positivo.

La ejecución es del 107,8 % en los ingresos y del 76,4 % en el gasto (donde se incluyen el obligado cumplimiento con la deuda bancaria, el plan de pago por sentencias de expropiaciones y el Capítulo I, relativo al Personal), una vez descontado todo lo anterior, el resto es lo que se ejecuta en servicios. Dicho de otro modo, Telde gasta 498 euros por habitante, mientras la media en gasto/ciudadano, de los municipios canarios de características similares, fue en 2015, de 657 euros/ciudadano.

Otro de los parámetros en cuestión, el remanente de Tesorería, donde lo exigible es un 1% y las previsiones eran de un 67,6%, se elevó a un 87,8 %. Este porcentaje, muy elogiable para cualquier empresa privada, que se dedique a una actividad lucrativa y al reparto de dividendos entre sus accionistas, supone sin embargo, en porcentajes tan elevados, el mejor reflejo de una deficiente gestión cuando nos referimos a una Administración Pública, pues conviene recordar que este parámetro no es sino el resultado de sumar los ingresos que no se han cobrado de ejercicio corriente y de ejercicios anteriores a 2016 y que en su gran mayoría, son calificados, según sus propios informes, como de dudoso cobro, y los fondos líquidos, donde cabe resaltar, una vez más, que Telde tiene 62 millones de euros en cuentas bancarias; y a todo ello restarle los pagos no satisfechos, tanto de ejercicio corriente como de ejercicios presupuestarios anteriores.

A modo de conclusión:

Recaudamos más, gracias al esfuerzo de los y las contribuyentes, pero prestamos peores servicios.

Ahorramos más, es decir, mantenemos las cuentas bancarias con saldos inimaginables, gracias a ese esfuerzo fiscal de la Ciudadanía, pero no pagamos a los proveedores.

Crecen los remanentes de Tesorería, entre otras cuestiones, por no ejecutar la totalidad del presupuesto de gasto, pero el Gobierno Local presume de lo contrario.

Por lo tanto, no sabemos a qué viene la alegría de la Sra. Alcaldesa y su Concejala de Economía y Hacienda por “la evolución positiva de la economía municipal”…

Comparte este artículo....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *