Nueva Canarias, viejos políticos

Cuando la renovación política no llega tiene además de muchas causas, diferentes efectos que se dejan notar. En estos momentos en que se crean nuevas formaciones en un esfuerzo por llenar el vacío de credibilidad que existe en los actuales partidos políticos, Nueva Canarias, se presentan una vez más con sus viejos líderes de siempre.

El pasado jueves, celebraba Nueva Canarias su tradicional brindis navideño, y fue el más claro exponente de cómo es un partido que no renueva a sus cargo, alguno de los cuales superan los 30 años en política.

El amplio despliegue gráfico, no les haya hecho ningún favor, porque de una somera pasada se desprende que la mayoría de las personas asistentes, pasan de los 50 años, lo que es una muestra palpable de la nula proyección que se da a los jóvenes en esta formación.

Román Rodríguez, Antonio Morales, Carmelo Ramírez, Inés Jiménez, Dunia González, Pedro Quevedo, etc etc, son las figuras estelares de este partido envejecido, auténticos tapones para la regeneración política.

Por supuesto siguen con las mismas mañas de traer guaguas a las celebraciones para que la imagen de “lleno” sea igual a apoyo de la ciudadanía, no se dan cuenta que esta es una sociedad informatizada y estas arcaicas costumbres se quedaron muy atrás, siguen anclados en 1979.

En Nueva Canarias siguen mandando los mismos que antes lo hacían en, Asociación de Vecinos, Asamblea Canaria,ICAN y CC, los que hace 30 años tomaron el poder y han hecho del mismo su patrimonio indiscutible. Se han cambiado la careta tantas veces que ya ni ellos mismo creen en la ideología, ni en el nacionalismo, que propugnan para Canarias.

Nueva Canarias es hoy por hoy la imagen del desnorte político, han preferido medrar en política a la coherencia ideológica, y así se han quedado en el camino personas muy válidas que no tragan con estos bandazos.

La algarabía del encuentro navideño, de lo masivo que fue, no frenará la sangría de votos en los feudos en que llevan enquistados más de un cuarto de siglo. Ya no es que los ciudadanos de a pie no crean en sus postulados, es que personas que gastaron durante años fuerza y energías en consolidar este proyecto, son los más desencantados.

Los que realmente creen en el nacionalismo canario, a quienes respeto profundamente saben que Nueva Canarias desde que toca moqueta, pacta con quien sea y a cualquier a cualquier precio y eso se paga en las urnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *