¿Podría repetirse la triste y vergonzosa historia del Sáhara, con Canarias?

El Covid 19 mató la mono dependencia de la economía Canaria, el turismo; pero alguien nos habló de una vacuna y una luz a final de túnel.

Cómo mucho, aseguraban los científicos que saben y entienden de esto y no Simón, que, para Semana Santa, ya comenzaríamos a levantar cabeza; al menos por estas latitudes.

Pero no contábamos ni en la peor de nuestras pesadillas , con que el enemigo, no era la reciente y continuada, invasión de migrantes sin control, sino que el diablo estaba en casa y así este gobierno PSOE/PODEMOS, con la complicidad del de la propia Canaria, también afín al PSOE, iban a aprovechar el momento de decadencia económica y montar un «Campo de concentración», para satisfacer y frenar la entrada de migrantes al continente europeo, que no olvidemos que es donde quieren llegar estos pobres desgraciados.

Pero a diferencia de los de la Alemania de Hitler, éstos se ofrecen a base de Hoteles de 4 /5 estrellas, complejos de Bungalow y apartamentos de primera categoría, a pensión completa y próximamente una paguita mínima, que les pagaremos con nuestros impuestos.

Campos de concentración de permanencia «sine die», donde no sólo hospedan a los migrantes marroquíes y subsahariano que sueñan con Europa, a los que vamos a recoger a las mismas costas de Marruecos y casi se les animan a que decidan a cruzar el charco, sino que borran de un plumazo toda esperanza de felicidad, futuro y prosperidad para el pueblo canario.

Esta misma mañana me decía un amigo mío nacido en el Aiún en el 1953, cuando aquello era una provincia de España y que vive desde entonces en Las Palmas, que él sintió la misma tristeza que hoy estoy sintiendo yo y tantos canarios, cuando se sintió abandonado por esa «madre patria» a la que un día había jurado como sus padres y abuelos, por Dios y por su honor, defenderla hasta la última gota de su sangre.

Cuando vergonzosamente entregaron o vendieron ese trozo de España y él con su familia se trasladaron a Las Palmas (no olvidemos que no era una colonia, sino una provincia española con todos sus derechos y obligaciones), pensaba que la Historia no se podría repetir con Canarias, al tratarse de Islas Atlánticas, que ya eran España mucho antes que algunos lugares de la península Ibérica.

Pero que hoy, a la vista de la permisividad de los dos gobiernos; central y autonómico y el partido que está sacando Marruecos y algunos otros países subsaharianos, de la debilidad actual de este desgobierno social comunista marxista leninista de corte bolivariano, tiene claro que ésta, es la otra parte de aquella novela de traición y terror que vivió de joven y que quedó entonces sin publicar.

¿Va a seguir permitiendo, me preguntaba, el pueblo canario que se siga negociando a sus espaldas con su futuro y el de sus hijos?

Si el gobierno de Sánchez e Iglesias, junto con los fariseos que forman el de canaria, no nos quieren o pretenden sacrificamos entregándonos otra vez «al moro», habrá que pensar muy en serio, si vamos a aceptarlo sin más o nos sublevamos contra estos «Godos», que no respetan a nuestra madre patria España y sus valores como la gran nación que es.

Sociatas y perroflautas a quienes les importamos un carajo, por lo que se ve.

Somos 8 Islas con identidad propia y muy apetecible para el mundo entero.
Si nos van a vender como todo indica, al menos que seamos nosotros quienes elijamos el comprador.

No, no estoy intentando levantar sentimientos independentistas, pues eso sería una quimera, que no nos llevaría a ninguna parte, pero en Canarias sabemos de sobra, quienes y que pueblo en el pasado reciente invirtió aquí y nos sacó de la miseria, cuando éramos los proscritos de la decadente España de entonces, que cada día se le está pareciendo más a la de hoy con este estado fallido.

Mira por donde me temo que voy a tener que ponerme al día con el idioma del Imperio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *