Sanmao: “paz y sosiego…” en Telde (y 2)

Si el libro, primero publicado en español de la escritora china Sanmao, “Diarios del Sáhara”, es toda una experiencia y una explosión de sensibilidad, “Diarios de Las Canarias” es de lectura obligada para todo aquel que aprecie las pequeñas y grandes cosas de estas islas y quiera verlas con los ojos de cariño y ternura con los que Echo Chang las veía y sentía.

Todo esto debería bastar para hacerle un hueco en los corazones agradecidos de los grancanarios y los palmeros. Que una de las grandes escritoras del mundo, a juzgar por el número de seguidores y de libros vendidos, ponga a Canarias en el mapa de los asiáticos, tendría que ser un poderosísimo acicate para que las gentes de la cultura, la de verdad y no la del canapé gratis, le rindan homenaje y para que las autoridades turísticas de Telde y de Gran Canaria rematen por fin la “Ruta de Sanmao”, un poderoso atractivo para los chinos que nos visitan o que bien pudiera inducir a visitarnos a los que se lo estén pensando.

No nos engañemos, no es el sol y playa lo que mayormente buscan los asiáticos en Canarias. Eso lo tienen mucho más cerca y de sobra en Oceanía, en cualquiera de sus paradisíacas playas de Hawaii, Australia o Nueva Zelanda, por sólo citar unos casos de sobra reconocidos. Buscan otros atractivos, básicamente dicen los turoperadores, de tipo cultural y etnológico. Y se los procuramos ofrecer en nuestra oferta turística, o los perderemos como clientes.

A mi entender, un asunto de esta transcendencia rebasa el ámbito de una concejalía, pues se trata de una figura singular para media humanidad que bien merece la total atención de las Consejerías de Turismo del Cabildo y del Gobierno de Canarias. No se trata sólo de un paseo por Playa del Hombre, Mercado Municipal de Telde, Casa Museo León y Castillo y barrio de San Francisco, sino también evocar sus vivencias y su singular obra literaria. Hay que llenarlo de contenidos que hagan vibrar a quienes recorran los lugares que Sanmao describió.

Se trata de un recurso turístico de gran importancia. No será la solución al negocio del turismo, pero sí un poderoso acicate para los visitantes asiáticos y para todos los amantes de la cultura. Si las cosas y los personajes importantes hay que tratarlos a lo grande, aprovechando lo que sea para potenciar lugares y atractivos, éste es uno de esos casos. De ahí la importancia de que la inauguración de esa “Ruta de Sanmao” no se quede, como suele suceder con muchas de las iniciativas (es un decir) del Patronato de Turismo, en una foto para la prensa local y unos viajitos a Fitur, Londres o Berlín con unos folletos y muchos políticos desplazados con la escusa de promocionar lo que, posiblemente, ni conocen ni les interesa.

Hay dos ejemplos a seguir de aprovechamiento de escritores importantes, salvando todo lo salvable aunque coincidan en el fondo. El primero es la Casa Museo Pérez Galdós en Las Palmas de Gran Canaria, dedicada a un insigne escritor al que nacieron dicen que en esa misma casa, pero que vivió y escribió de España y de los españoles en Madrid. El segundo es la hermosa aldea inglesa de Stratford Upon Avon, que aunque no se sepa con certeza si el dramaturgo William Shakespeare nació realmente allí, han sabido recrear un ambiente en torno al personaje que invita a millones de personas a visitar esa aldea y patearla a gusto.

En suma, las vivencias canarias contadas por Sanmao, con esa finura y sensibilidad orientales, son una oportunidad de oro que un cúmulo de circunstancias del azar nos pone en nuestro camino. Saber aprovecharlas, cultural y turísticamente, es ya cosa de las autoridades cabildicias, municipales y autonómicas facilitando y apoyando las iniciativas que en torno a la figura literaria y personal de Sanmao. Eso siempre que las pequeñas o grandes miserias de los pleitos de vecindad o insulares no vuelvan mezquino o miserable lo que es eterno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *