SITCA alerta de la pérdida de más de 30.000 puestos de trabajo en el sector agrícola de Canarias

Desde SITCA queremos expresar nuestra más sincera preocupación por la situación actual del sector agrícola en Canarias. Nos encontramos en una tesitura a la que nunca nos habíamos enfrentado, ya que pesar de todos los obstáculos que ha atravesado este sector en Canarias, podemos decir por primer vez que estamos ante la pérdida de más de 20.000 puestos de trabajo directos y unos 12.000 indirectos, es decir, la práctica desaparición del sector, si no se toman medidas drásticas ya.

Tras la elección de Boris Johnson como primer ministro británico y su anuncio de que el próximo 31 de octubre el Reino Unido saldrá de la Unión Europea, sí o sí, ha cundido el pánico en todo el sector del tomate y del pepino en Canarias.

La mayoría exportan en torno a un 50% de su producción al Reino Unido y hay dos empresas que venden en exclusiva a este país. De producirse el Brexit sin acuerdo,, decaerían las subvenciones al transporte que recibe el tomate canario a través del Posei y con las que Europa trata de compensar la lejanía y ultra periferia del archipiélago. Sin esas ayudas la exportación es inviable ya que los gastos serían insostenibles para los productores canarios.

Ante esta situación tan complicada, los productores canarios se han visto obligados a empezar a tomar medidas ya que de llevarse a cabo la salida de Reino Unido de la UE con la zafra ya empezada (la zafra comienza el 31 de Octubre) las perdidas serán elevadísimas.
Para esta campaña se va a recortar un 15% la superficie de cultivo. Los productores ya han comenzado la labor de plantación con la colocación de los semilleros y en las próximas semanas se pasa a cultivo con menor cantidad que otros años.

En Fuerteventura, que el año pasado exportó en torno a 4 millones de bultos (cada bulto es una caja de 6 kilos), este año no va a producir ni exportar tomate, dado que la única empresa que producía en esta isla (Cooperativa de Gran Tarajal) abandona el sector por la competencia que sufría por parte de países como Túnez, Egipto y Turquía, pero sobre todo por el miedo al Brexit. En Gran Canaria sólo una de las siete productoras ha abandonado el sector para la siguiente zafra y en Tenerife las tres empresas existentes en el sector continuaran con las plantaciones de tomate.

Pero no sólo el tomate vive con temor el próximo 31 de octubre. El pepino es otro de los grandes perjudicados del Brexit sin acuerdo. En esta campaña, el número de productores se recorta a la mitad y se queda reducido a tres.

Ante esta situación desde SITCA urgimos a todos los entes implicados a tomar medidas inmediatas y de peso. No podemos permitirnos el lujo de dejar que este sector de mas de 100 años de historia desaparezca y que las miles de familias que viven en torno a este sector pierdan su puesto de trabajo. Por eso solicitamos, y lo comunicamos públicamente, una reunión urgente con el Presidente del Gobierno de Canarias y Consejera de Agricultura para intentar solucionar esta situación dramática que asolará laboralmente a las islas. Los Gobiernos y la UE llevan años masacrando este sector, asestando puñaladas años tras años y dejándolo sangrar, pero llega el momento de levantarnos y decir basta YA y luchar por conservar y mejorar lo que tanto nos ha costado lograr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *