Telde impulsa el proyecto de alumbrado para desatascar la urbanización de Arauz

El sueño de convertir el sector de Arauz en una urbanización con más de 800 viviendas quedó en el olvido de los teldenses hace mucho tiempo. El espacio que se proyectaba como una de las urbanizacion más modernas del casco acabó convirtiéndose en un desierto baldío. Sin embargo, el Ayuntamiento de Telde ha rescatado el proyecto del polvo y según sus cálculos podría convertirse en una realidad en unos pocos años.

El Ejecutivo local tiene previsto comenzar a ejecutar las obras de electrificación y alumbrado público de este área residencial el próximo año, siguiendo un plan dividido en tres fases recientemente aprobado por Industria y que cuenta con un presupuesto máximo de 1, 2 millones que financiarán a través de los fondos del Fdcan.

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer la actualización de la primera de las fases, que corresponde a la parcela en donde actualmente se está construyendo un nuevo polideportivo y que tendrá un coste de 565.000 euros. Asimismo, será licitada por el área de Contratación de la administración local. El Consistorio calcula que las obras deberían concluirse antes del verano del 2020, coincidiendo con las fechas en las que el complejo deportivo debería estar terminado, según explica Eloy Santana, concejal de Vías y Obras.

Por otro lado, deberá renovarse prácticamente todo el material que se instaló en su día (antes de que se paralizase el proyecto), ya que el paso de los años ha estropeado la mayoría de elementos de la obra; cableado, centros de transformación de electricidad, farolas…

El área de Urbanismo adelanta que la intención es elevar en los próximos meses varias licencias de obra. «De este modo podremos agilizar todo el proceso, queremos que mientras se ejecuta la primera fase de la electrificación se pueda ir adelantando el resto de trámites», asegura Lidia Medías, concejala del departamento, que por otro lado se congratula de la tarea conjunto que está realizando el área junto a Vías y Obras.

Una vez concluya esta etapa, el Ayuntamiento aspira poder poner en marcha lo antes posibles la segunda y la tercera. «Hay mucha intención de invertir, mucha demanda de suelo de Telde y estamos trabajando para impulsar el desarrollo urbanístico de nuestra ciudad», declara Mejías con orgullo.

Conflictos en el sector

Hace más de 30 años -el proyecto se inicio en 1986- que el área de Arauz fue prevista como una de las urbanizaciones estrella que acogería el casco urbano del municipio. Ciertos errores de trámie, mezclados con la lentitud propia de la burocracia, la crisis económica y la urgencia de resolver otro tipo de cuestiones municipales provocó una paralización total del sector. Sin embargo, los propietarios de los terrenos han tenido que pagar durante todos estos años una cantidad muy elevada por el impuesto por bienes inmuebles y solo desde hace un año les fue concedido la rebaja de la cuantía que deben abonar al declarar la Dirección General del Catastro que las parcelas no pueden ser declaradas como suelo urbano por no haberse terminado aún la urbanización. Judith Pulido.laprovincia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *