Un libro esencial sobre el Liberalismo

Ahora que se acerca el verano, para muchos un periodo vacacional, es el momento de planificar algunas de las cosas que haremos entre paseo y paseo, sol y baño, comidas familiares o tapita en los chiringuitos o bares sociales del pueblo… si los ecologistas de salón y los políticos que les temen no acaban antes con esos seculares placeres del cuerpo y el alma, que para amargarnos y controlarnos la vida están emboscados y al fiero acecho.

Hace poco tiempo, abril de 2019, el economista académico y muy mediático Juan Ramón Rallo, ha publicado un libro muy didáctico para entender que es el liberalismo, como doctrina económica y política. Se llama “Liberalismo, los 10 principios básicos del orden político liberal”, publicado por la Editorial Deusto.

Por muy ahíto que estemos de los políticos y de la política, entendida como el arte del engaño y la trapacería tan al uso, yo reconozco estar hasta la coronilla, a mi entender bien merece el pequeño esfuerzo de leer algo como este libro, que sin duda aclarará las dudas de mucha gente y los ilustrará para poder distinguir el grano de la paja, la verdad relativa del mero eslogan engañoso, cuando los partidos critiquen o se reclamen como liberales. Este es un término que si no se aclara qué se quiere decir, y un político jamás lo hará, puede llevar a engaño al lector o al oyente por interpretarlo como a él le gustaría que fuera ser liberal, que normalmente no será lo que desea el político de turno.

Algo similar sucede con los términos progresismo o democracia, que sin adjetivarlos llevan también al engaño o a la confusión. Democracia dicen ser los regímenes comunistas, poniéndole el adjetivo “popular” para disimular el totalitarismo que le es propio. O, por ejemplo, llamar enseñanza progresista a un modelo que ha acabado con la escalera social que suponía para las clases populares menos afortunadas económicamente, saber que con su esfuerzo y trabajo se podía ascender y lograr metas que ahora el progresismo les ha vetado al sustituir el poder progresar en base al mérito, esfuerzo y capacidad por un igualitarismo que confunde, probablemente de forma deliberada, igualdad de oportunidades con igualdad de resultados.

Los diez principios básicos que el profesor Rallo analiza en este libro, los agrupa en cuatro categorías. La primera son dos presupuestos éticos: el individualismo político y la igualdad jurídica. En segundo lugar, cuatro derechos básicos: libertad, propiedad, contratos y reparación del daño. Tercero, la habilitación de tres instituciones esenciales para la cooperación social: la libre asociación civil, el libre mercado y el gobierno limitado. Y por último y no menos importante, la globalización, es decir la extensión de estos principios a toda la humanidad.

Es un libro escrito con mucha claridad, sin aburrir con citas interminables que dificulten la comprensión. No por ello es menos riguroso. Al término de la lectura, tras la necesaria reflexión y análisis, se podrá o no compartir las ideas expuesta sintéticamente por el profesor Rallo, pero no habrá dudas en la interpretación que lo que ha expuesto, por su claridad y eliminación de trampas semánticas que permitan ahora decir sí es sí a lo que hace unos meses era no es no…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *