USA; Un presidente inadecuado

Desde George Washington (1789-1797) hasta Donald Trump (2015…), EE.UU., ha tenido de manera cronológica 45 presidentes. Unos buenos, menos buenos y malos. Washington alcanzó la presidencia cuando, el país resulto vencedor la Guerra de la Independencia. Y a partir del año 1789, los Estados Unidos de América, han sido gobernados por miembros de los dos partidos más prominentes, demócratas y republicanos. En el caso de Trump de momento no podemos calificar su comportamiento como líder absoluto del país de la bandera de barras y estrellas, dada la cortedad de su mandato, pero ya se oyen voces discordantes, relacionadas con su forma errónea de gobernar.

De todos es conocido que Trump es multimillonario, y por consiguiente gobierna en plan cacique, como si los EE.UU., fuera una más de sus empresas, algo que no soportan los americanos, acostumbrados a otro tipo de lideres donde el concepto más enraizado ha sido la humildad y la complacencia, sin embargo este personaje polémico, navega en aguas turbulentas de momento, dada su prepotencia, y posiblemente su falta de adecuación para desarrollar una labor tan complicada, como es liderar el país más poderoso del mundo.

Este personaje iracundo -donde los haya-, llegó a la Casa Blanca y puso “todo patas arriba”, sus primeras apariciones tenían un cierto grado de infantilismo pasotíl, y así lucía en el despacho oval ante sus más significados colaboradores. Adoptaba unas posiciones totalmente “ridículas”, a la hora de exhibir los documentos oficiales que firmaba, mostrándoselos a las cámaras de televisión o sus asesores y personal de confianza. A Trump no se le puede definir como político si nos ajustamos a la definición lógica que identifica a las personas que se dedican a estos menesteres, y dudo que algún día lo sea.

En los EE.UU., ha habido un buen número de presidentes cuyos orígenes era la milicia, y ejercieron como buenos gobernantes, George Washington como libertador del país fue un perfecto ejecutor de las más inverosímiles “tretas” propias de un “guerrillero”, ya que al principio de la contienda no disponía de un ejercito regular y por consiguiente tenía ue recurrir a la llamada –guerra de guerrillas-, calculaba de forma milimétrica la forma de “guerrear”, practicando las emboscadas más sutiles, que les hacía un gran daño al enemigo generándoles unas perdidas cuantiosos, tanto personales como materiales.

Zachary Taylor (1849-1850) general de tres estrellas, solo gobernó un año, pero supo estar a la altura de las circunstancias. Otro militar encumbrado por su participación en la I Gran Guerra y en la II, donde destacó magistralmente como General en Jefe de las Tropas Aliadas en Europa fue, Dwight D. Eisenhower (general de cuatro estrellas), fue presidente de os EE.UU., desde 1953 hasta 1961. Su actuación como tal fue calificada como excelente, de hecho figura en el ranking como uno de los mejores presidente de la historia de USA.

Entre 1961 y 1963 presidió como suma eficiencia y de forma magistral, una de las figuras más destacadas de la política americana de todos los tiempos, John F. Kennedy, teniente de navío de la Armada y piloto de la misma, que destacó como tal en la Guerra del Pacifico, pilotando diferentes tipos de aeronaves, bombarderos y cazas. Durante su mandato tuvo que “apechugar” con el bloqueo naval a Cuba por la llegada a la isla de “misiles” desde Rusia, enfrentándose a Kruschev, Secretario General del Partido Comunista de la URSS y jefe del Gobierno ruso sin amilanarse. Su labor relacionada con integración de los negros en la sociedad americana fue todo un éxito. Murió asesinado el día 22 de noviembre de 1963 en Dallas (Texas), hasta el momento se desconoce, -el porque y quien ordeno su muerte-. Su hermano Robert, Procurador General del Estado inició una exhaustiva investigación y murió en el intento, asesinado el 06 de junio de 1968 en los Ángeles (California). Los tres presidentes citados se acreditaron como unos excelentes oficiales del ejercito.

Woodrow Wilson (1913-1921), ejerció su presidencia con carácter y una enorme voluntad, se le califico con un buen mandatario. Premio Nobel de la Paz. Promocionó la creación de la Sociedad de las Naciones Unidas.

Otro excelente presidente fue Franklin Delano Roosevelt (1933-1945). Durante su mandato se inició la II Guerra Mundial, la del Pacifico y la de Corea. Tuvo un papel muy destacado como presidente en estas tres contiendas. Sus reuniones con los lideres aliados, Stalín, Churchill, Attle, fueron muy provechosa para derrotar a los alemanes. Como ya he dicho involucrado también en enfrentamiento con el Japón y Corea, designo como General Jefe Superior de las Tropas del Pacifico y Asia, al general , Douglas Mac Arthur, conocido en el Japón como el Míkado, que se retiró de la milicia ostentando en sus “charreteras” el único generalato americano de –cinco estrellas-. Cuando recibió el despacho del Senado, otorgándole la máxima condecoración de los Estados Unidos, -la Medalla del Congreso-, dijo solemnemente; –Cambiaría esta condecoración por una división bien armada y pertrechada—al igual que esta otra cuando se tuvo que marchar de Filipinas hacía Hawai y Australia a bordo una barcaza en el puerto de Manila, manifestó emocionado –volveré—y volvió como vencedor absoluto de la contienda.

Harry S. Truman (1945-1953), un presidente con muchos claros oscuros, criticado y a la vez alabado, por su forma de comportarse. Una de sus más grandes errores fue relevar a Mac Arthur como Jefe Supremo del Ejercito Pacifico Asia, después de haberse convertido en el ganador de la Guerra a los japoneses. Este general de cinco estrellas, se hizo cargo de mandar las tropas intervinientes en la recién iniciada Guerra de Corea, arropado por el presidente, Franklin D. Roosevelt que siempre lo considero como su mejor general. La península de Corea dividida en dos, en el norte los comunistas ayudados por China y Rusia, y en el sur los nacionalistas apoyados por los EE.UU., y sus aliados.

El ejercito aliado desembarco en un pequeño puerto de Corea del sur, e inició una carrera meteórica hacia el paralelo 38 (frontera entre las dos Coreas). En este avance vertiginoso empujó al ejercito norcoreano “vencido” hacia el rió Yalu, (frontera con china), conocido en Corea del Norte como “Amrok-gang y el sur Amnok-gang”. El rió Yalu en chino, provenía de una palabra manchú que significa, –el límite entre dos campos–.

El ejercito norcoreano derrotado y diezmado, solo necesitaba la estocada final, lo que impulso a Mac Arthur a solicitarle al presidente Truman autorización para bombardearlo desde el cauce del rió, la respuesta de Truman no se hizo esperar destituyendo al Mac Arthur, enviando como sustituto al general, Ridway sin experiencia en este tipo de batallas. Esto forma parte de la –leyenda negra de Truman- lo que motivo que se le achacara la perdida de la Guerra de Corea. Destacar durante su mandato, la creación del Plan Marshall, (destinado ayudar a Europa a recuperarse de la situación en que la había dejado la Guerra, y la creación de las Naciones Unidas. En general Ridway es empujado por los norcoreanos recuperados, ayudados por chinos y manchús, obligando a los aliados y a los surcoreanos (a la desbandada), a refugiarse en Seoul donde no se recuperan para iniciar una contraofensiva, y firman el vergonzoso armisticio, tildado así por los ciudadanos americanos.

Otro presidente digno de citar es Richard Nixón (1969-1974), no por su comportamiento como líder de los EE.UU., que no fue nada “fecundo”, Nixón es más conocido por su implicación de espionaje y robo de documentos electorales que trato de ocultar, pero dos periodistas del Washington Post, descubrieron el delito y lo hicieron publico en el citado rotativo citándolo como el caso Watergate, lo que obligó a Nixón a dimitir.

El resto de los presidentes habidos, muchos realizaron una labor positiva desde la Casa Blanca, otros no destacaron y pasaron por la presidencia sin pena ni gloria. Citar de forma especial a, George Bush Jr., por su mentira sobre la existencia de armas químicas y atomicas en Irak, con quien inició una Guerra rápida, que le costo la vida al sátrapa de, Hassan Husseín, y al terrorista Ossama Ben Laden, organizador de la matanza de las Torres Gemelas en Nueva York, que embarco improcedentemente a José María Aznar y a Tony Blair.

Donald Trump actual presidente es una amenaza para el resto del mundo, su comportamiento totalmente inadecuado frente al gobierno de los EE.UU., nos puede llevar a la III Tercera Guerra Mundial, sus enfrentamientos con Corea del Norte, sus imposiciones absurdas, como nombrar a Jerusalén como capital de Israel, ha enfrentado a EE.UU, contra Palestina y los terroristas de Hamas. Dada su total insolvencia política, desde su llegada a la presidencia tiene en contra a los Gobernadores de muchos estados así como también a los jueces, y especialmente a la Corte Suprema, que de momento todas las leyes de carácter federal que a suscrito, le han sido rechazadas por el Alto Tribunal.

Que Trump no esta preparado para presidir a los EE.UU., es evidente, sus declaraciones relacionadas con la matanza en una escuela de secundaria ocurrida la semana pasada, -de armar a los profesores-, como solución, la han calificado muchos senadores –incluso de su propio partido como demencial-. Esperemos acontecimientos al respecto que los habrá, los americanos no van aguantar que se desprestigie su status ganado a pulso durante muchos años, por el comportamiento irracional de un presidente inadecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *