Váyase señor Marlaska

Desde que usted tomo posesión como Ministro del Interior, la España “-torticera-“ se ha adueñado de las calles de muchas ciudades, convirtiéndose las mismas en verdaderos “-ghetos-“ donde impera la ley del más fuerte, el bandolerismo, las mafias, la arribada de verdaderos “-mercenarios-“ procedentes de los países del este, en fin una invasión en toda regla, motivada por aquella argumentación estólida y abstrusa, “-de papeles para todos-“, de un ministro del Trabajo, Jesús Caldera “de triste recuerdo”, fiel imagen de su presidente Zapatero, en lo que respecta a la falta de tacto y sapiencia política, que ha desembocado en esta “-invasión-“ incontenida, donde incluso están llegando una serie de miembros de “-organizaciones criminales-“ según la Policía y la Guardia Civil, que esta generando una enorme inseguridad, donde la supervivencia de los españoles es cada vez más precaria.

Debo pensar “-no creer-“, que es usted una persona inteligente, de no ser así hubiera sido imposible que alcanzara tan alto cargo dentro de la Judicatura, a no ser que hubiera accedido a la mismo a través del “-cuarto turno-“, como muchos jueces que hoy ejercen como tales, donde su comportamiento como impartidores de la justicia es bastante dubitable, motivado por su falta de conocimiento de las Leyes, lo que ha suscitado que la justicia en España se haya convertido en un mal endémico. Ayer sin ir más lejos, un ciudadano convicto y confeso de agredir a una ciudadana rusa rompiéndole el tabique nasal, así como también acusado por el delito de “-odio-“, ha sido sancionado solamente a no acercarse a su victima, y a otras medidas cautelares que me parecen “-irrisorias-“ dada la existente “-parquedad-“ de las mismas.

Usted señor Marlaska, tiene que reconocer que no esta preparado para ejercer este ministerio tan complicado y controvertido, donde tiene a sus ordenes a los Cuerpos de la Seguridad del Estado, a los que desde mi punto de vista ni respeta ni les tiene “-simpatía-“, llamémosle así por no emplear otro termino más duro e implacable. ¿Es usted consciente de lo mal que lo esta pasando la Benemérita en Ceuta y Melilla, así como también esas manifestaciones propias de unos “-sádicos energúmenos-“, contra nuestro cuerpo más condecorado por sus virtudes, acreditadas incluso fuera de España en misiones de paz?, creo que no, como dice el refrán, “-el movimiento se muestra andando-“, y usted lamentablemente ni anda ni deja andar.

Desde que llego a este ministerio su “-camaleónica-“ forma de actuar ha sido totalmente irracional, como primera providencia quiso quitar las “-concertinas-“ de las vallas de Ceuta Melilla, argumentando que generaba muchas lesiones, quienes sufrían esas lesiones o heridas los que querían saltarlas ilegalmente, es que no se ha dado cuenta que esas cuchillas cortantes tenían como objeto disuadir a estos sujetos en sus intentos de entrar en nuestro país de forma ilegal, y que ahora lo hacen dañando severamente a los agentes de la Guardia Civil utilizando, martillos, cizallas, cal viva y todo tipo de ácidos, es que su mentalidad es tan “obtusa-“ que no ve este grave problema y trata de evitarlo como sea, donde la llegada masiva de inmigrantes es cada vez mayor, y que ya no vienen “-mansamente-“, sino a luchar contra nuestros Cuerpos de Seguridad como esta ocurriendo últimamente, dañando a algunos miembros del Instituto Armado gravemente, donde la corrosión que generan los ácidos y la cal viva pueden producir quemaduras muy complicadas de curar.

Ahora quiere redimirse cambiando el discurso, y dice que “-no va admitir más entradas ilegales y que va a expulsar a los que lleguen de esa manera-“. Tengo que decirle señor Marlaska que los españoles no le creemos sus discursos son fatuos, y carecen de los contenidos lógicos que deben primar en un político que se precie. Es muy posible que haya destacado como Juez pero como político sus fracasos siguen siendo estrepitosos y erróneos.

Uno más, de graves consecuencias, que le aplauden los vascos y los navarros, que son unos apéndices macabros de ese gobierno del que usted forma parte, y que acredita aún más su denostada incompetencia, como es prometerles a estos sediciosos en potencia, “el acercamiento de los presos de ETA a sus cárceles, se supone-“.

En otros tiempos ese ministerio en el que usted quiere medrar políticamente sin conseguirlo, se denominaba ministerio de la Gobernación, donde destacaron insignes hombres de estado, algunos de estos eran tan cojonudos que salían a pasear por la calles de Barcelona sin escoltas, en la época en que los “-rabasaires-“ se comportaban violentamente, cantando por las calles –el segador-, posiblemente usted ni tan siquiera lo haya oído mencionar, este prohombre era nada más ni nada menos que el general Martínez Anido.

Una vez más le pido señor Marlaska que se vaya y deje la política, usted tiene la misma vitola que la mayoría de los políticos que tenemos en la actualidad en nuestro país, cuyo desconocimiento de los contenidos de la misma los descalifica para ejercer como tales, empezando como es lógico por Pedro Sánchez y toda esa “-patulea-“ que conforman su cohorte donde priman los “-lameculos-“, y los estómagos agradecidos que todos los días se acercan “-al pesebre-“, o se van de francachela a los campos de Toledo en helicópteros, sin pensar que muchas familias están pasando hambre y penurias para poder subsistir. Váyase señor Marlaska la política no es un “hobby-“ sino una dedicación benefactora, donde el protagonista es el pueblo que no le quiere. VÁYASE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *